coronavirus
Nacionales Politica

Encuesta de la UCR: la mesa esta servida para cualquiera

coronavirus

No más terminaba el debate de Teletica, con los principales contendores por la silla presidencial y el Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR) soltó su última encuesta de intención de voto, publicada por el Semanario Universidad.

Sin largas al asunto, Fabricio Alvarado (Restauración Nacional) encabeza la carrera hasta Zapote con un 16.9% de apoyo del electorado, con 12.4% le sigue Antonio Álvarez (Liberación Nacional) y el oficialista Carlos Alvarado (Partido Acción Ciudadana) aparece por primera vez con números que le dan opciones reales de liderar al país, gracias a su subida al 10.6% de intención de voto a su favor.

Por detrás de ellos y con tendencia hacia abajo, Juan Diego Castro (Partido Integración Nacional), quien cae hasta el cuarto puesto con el apoyo del 8.6% de los votantes. Pegadito a él está Rodolfo Piza (Unidad Social Cristiana) con 8.2% de seguidores y a punto desaparecer por debajo del margen de error, Rodolfo Hernández (Partido Republicano Social Cristiano), que ahora solo es seguido por un 2.8% de los votantes (justo ese es el porcentaje de error de la muestra).

Pero el que realmente se lleva la tajada más grande del queque es la opción “no sé”. Un 36.5% de los encuestados aún no saben por quien votar. Ese número es superior a encuestas previas, lo que significa que la cantidad de indecisos no solo no ha disminuido, sino que creció.

Cambios por (casi) todos lados

Todo esto nos deja dos puntos clave: quedan cinco días de escandalosa cacería de votos y cualquiera puede meterse en segunda ronda, que según los expertos, es lo que sucederá en la votación del domingo. Ninguno de los 13 candidatos logrará el apoyo de un 40% del electorado.

O quizás sí. Hablando sobre el primer punto, según los 1.200 encuestados por el centro académico, uno de cada tres costarricenses decidirán en la última semana. El jueves inicia la veda electoral, por lo que no habrá más encuestas ni anuncios, así que serán solo las conversaciones con los allegados y meditación de última hora lo que decidirá la elección. Con intenciones tan volubles, incluso puede ocurrir que uno solo capte a todos los indecisos.

Otro dato es que Fabricio Alvarado tuvo prácticamente los mismos números que en el pasado estudio, así como Álvarez, cuya variación en el último mes ronda el 2% (dentro del margen de error) y Piza con números idénticos. No obstante, la caída de Castro y el ascenso de Alvarado, hacen que toda la imagen de la muestra varíe, más por lo próximos de los comicios.

El resto de los candidatos, por debajo del 2.8% del posible error estadístico. No son invitados a las encuestas con mayor audiencia y se ve poco probable que se cuelen en el balotaje. Empero, no es imposible.

Cabe preguntarse si algunos candidatos han topado con techo y si la tendencia expresada en esta encuesta se mantendrá o si electores se guardan aún más sorpresas para el domingo. Muchos quisieran tener una bola de cristal, pocos ajenos a la campaña se atreven a dar pronósticos.

Por último y como nota al pie de página, un número así de alto de indecisos es caldo de cultivo, no solo para que los aspirantes a Zapote busquen a la desesperada su adhesión, sino una o varias tesis de Ciencias Sociales.

 

1 Comment

Clic aquí para dejar su comentario

Abracemos a honduras
coronavirus