Sucesos Ultima Hora

El “libro negro” del expolicía que se fugó de Támara

ACTUALIZACIÓN.-

El exmiembro de la Policía Nacional Preventiva, Wilson Noé Núñez Pavón, purgaba una condena de 35 años de prisión por varios delitos

A casi 48 horas de haberse fugado de prisión, todavía no hay rastros del expolicía Wilson Noé Núñez Pavón quien, burlando la seguridad, salió por el portón principal de la Penitenciaría Nacional de Támara.

Núñez Pavón purgaba una condena de 35 años de prisión por el delito de asesinato, robo agravado y portación ilegal de armas. Ayer, autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP) confirmaron la fuga.

Delitos

La tarde del 7 de abril del 2014, Núñez Pavón con la complicidad de otros dos hombres, ultimó a un vendedor de carros identificado como Allan Daniel Bendeck Domínguez a quien además robaron más de 100 mil lempiras.

El expolicía fue sentenciado junto a Jorge Alexander Gálvez y Eder Ramiro Aguiriano. Las investigaciones establecieron que los tres sujetos eran miembros de la banda del “Gato Negro”, dedicada al sicariato y robo.

El exagente preventivo guardaba prisión desde el 10 de noviembre de 2014 por el delito de portación ilegal de armas, cuando todavía no había sido condenado por la muerte del comerciante.

Lea También: EN EL PARAÍSO detienen a policía por delito de feminicidio

Muerte de abogada

La Fiscalía de Delitos contra la Vida también investigaba al privado de libertad por el asesinato de la abogada Mirian Izaguirre Del Cid, acribillada en agosto de 2016 en los alrededores de los Juzgados de Tegucigalpa.

Se dijo que Núñez había ordenado la muerte de la penalista desde el interior de la cárcel.

expolicía que se fugó de Támara

La profesional del derecho representaba en juicio oral y público a los tres acusados por el crimen del vendedor de carros, quienes fueron plenamente reconocidos gracias a videos de cámaras de seguridad.

Izaquirre Del Cid había manifestado a varios colegas su preocupación por el desarrollo de ese juicio, porque sabía que todas las pruebas aportadas por la parte acusadora incriminaban a sus defendidos y estos querían, por la fuerza, que los absolvieran.

Según se conoció, días antes de su muerte la abogada les había presentado la renuncia a los implicados para no seguir con el caso, pero éstos la obligaron a continuar.


18 de marzo, 2018

TÁMARA: Reo logra burlar máxima seguridad y sale por el portón principal

El expolicía recluido en la cárcel de Támara, se fugó logrando burlar todos los métodos de seguridad de dicho recinto penitenciario.

Las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP), confirmaron este domingo la fuga de un privado de libertad, quien habría salido por el portón principal sin despertar sospechas de los custodios en la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, ubicada en Támara, Francisco Morazán.

Así lo informó el subdirector del INP, Germán McNiel, quien dijo investigan la fuga de Wilson Joel Núñez Pavón, un expolicía que enfrentaba proceso penal por robo de vehículo agravado.

expolicía que se fugó de Támara

El ahora fugado había sido sentenciado por el robo y posterior muerte de un comerciante a la altura la colonia El Carrizal, tras despojarlo de más de 100 mil lempiras. Núñez Pavón fue imputado junto a Jorge Alexander Gálvez y Eder Ramiro Aguiriano.

Además, se señala el prófugo tenía vínculos con el reconocido narcotraficante “El Gato Negro” y su abogada fue asesinada en agosto de 2016 cerca de los juzgados capitalinos, presuntamente tras una orden que salió desde el interior de Támara.

McNiel se desplazó hasta la cárcel de Támara para conocer detalles de la fuga que se habría producido la noche del sábado.

Además, desvirtuó que sean tres los fugados como trascendió en redes sociales y dijo que todo el personal asignado en las últimas horas será investigado para determinar qué fue lo que ocurrió en esa cárcel considerada la más importante del país.

Lea También: “Es muy difícil que los 13 reos de Támara se fugaran el mismo día”: directora del INP

expolicía que se fugó de TámaraCabe mencionar que el 11 de mayo de 2017, se reportó la fuga de 22 privados de libertad desde esta misma cárcel hondureña, sin embargo horas después al ser bien el recuento se rectificó que se trató de 18 peligrosos miembros de la pandilla 18.

Desde ese momento varios han sido recapturados, quedando pendiente de ser ubicados solo unos de ellos, pero a casi un año de la espectacular fuga nunca hubo deducciones de responsabilidad penal, tampoco se informó detalle de cómo se materializó el hecho.

Días después de la fuga, el Ministerio Público a través de sus diferentes fiscalías concluyeron las acciones de inspección, registro y secuestro de libros y dispositivos electrónicos en el Centro Penitenciario Nacional de Támara en Amarateca, Francisco Morazán, para entablar acciones que hasta este momento no han llegado.

Agréganos a Whatsapp