Internacional

Disputa de aranceles entre EEUU-China puede estancar el crecimiento económico

Estados Unidos

Estados Unidos ha comenzado a aplicar este lunes la nueva tanda de aranceles a bienes chinos por valor de 170.000 millones de euros anunciada la semana pasada. Según los economistas, esto es un duro golpe a la economía mundial.

China acusa a Washington de haber mentido en las negociaciones y de acosar comercialmente también a otros países para que acepten su directrices.

La tensión entre ambos países se está extendiendo a otros campos. Pekín asegura, sin embargo, estar dispuesto a a volver a las conversaciones en un marco de respeto e igualdad.

Como respuesta a la nueva tanda de aranceles, Pekín también grava ya nuevas importaciones estadounidenses por 51.000 millones. 

Los economistas advierten que esta disputa puede estancar el crecimiento económico en todo el planeta.

John Tamny, especialista política económica de la revista Forbes:

“Creo que en Estados Unidos se asume que sería muy perjudicial para el país poner aranceles a los bienes chinos. La única economía cerrada es la economía global. Si la economía china se debilita, por definición se debilita la economía estadounidense”.

“No olvidemos que Apple, nuestra compañía más valiosa en Estados Unidos, obtiene un cuarto de sus ingresos de las ventas en China. El segundo mercado de McDonald’s es China, Starbucks tiene 34 locales en China y espera llegar a los 7000. Para Estados Unidos, entrar en guerra comercial con China es entra ren una guerra que no puede ganar”, asegura Tamny.

Estados Unidos
John Tamny, especialista en política económica. Foto: twitter @johntamny

Lea También: Rusia y China preparan las mayores maniobras militares de la historia

Guerra comercial empeora

La lucha comercial entre los Estados Unidos y China se intensificó cuando las dos súper potencias económicas se golpean entre sí con su mayor ronda de aranceles.

La administración Trump impuso nuevos aranceles del 10% sobre 200.000 millones de dólares productos chinos justo después de la medianoche ET (mediodía en Beijing), abarcando miles de productos, incluyendo condimentos para alimentos, guantes de béisbol, enrutadores de red y partes de maquinaria industrial.

China respondió de inmediato con nuevos impuestos del 5% al ​​10% sobre 60.000 millones de bienes estadounidenses, como carne, productos químicos, ropa y autopartes.

Los movimientos son una escalada significativa en el creciente conflicto entre las dos principales economías del mundo.

Las oleadas de nuevos aranceles del presidente Donald Trump sobre China ahora se aplican a más de 250.000 millones de bienes chinos, aproximadamente la mitad de la cantidad que el país vende a los Estados Unidos.

La ronda de aumento afecta a miles de productos comprados por consumidores estadounidenses, incluidos cientos de millones de dólares en importaciones de muebles y productos electrónicos. Los aranceles estadounidenses impuestos a principios de año afectan principalmente a los bienes industriales.

Las medidas están destinadas a castigar a China por lo que la administración Trump dice que son prácticas comerciales desleales, como el robo de propiedad intelectual.

Estados Unidos
El presidente chino Xi Jinping (REUTERS/Jason Lee).

Lea También: Estados Unidos advierte a Honduras sobre establecer relaciones con China

Beijing ha rechazado las afirmaciones de los Estados Unidos, acusando a los Estados Unidos de proteccionismo e intimidación. Ha devuelto los aranceles a los productos estadounidenses por valor de más de 110.000 millones de dólares.

La última ronda de aranceles estadounidenses aumentará a fin de año del 10% al 25%. China aún no ha explicado cómo responderá a eso. Trump también ha amenazado que impondrá los aranceles sobre otros 267.000 millones de productos chinos.

foto

Estados Unidos
foto cortesía: diario español el país.

China, que importa una cantidad mucho menor de los Estados Unidos, se está quedando sin productos nuevos para gravar, pero los analistas dicen que todavía tiene otras opciones para tomar represalias. Incluyen cobrar tarifas aún más altas, imponer cuotas de importación, restringir los viajes de los ciudadanos chinos a los Estados Unidos para estudiar y hacer turismo, y recortar los impuestos para las compañías afectadas por los aranceles.

Con información de euronews y cnn en español

 

Agréganos a Whatsapp

Prueba De Amor

Prueba de amor