Internacional Reportajes

CASOS SIN RESOLVER: La polémica detrás del “Juicio del Siglo” protagonizado por O. J. Simpson

Como el “juicio del siglo” se conoció el controversial caso que conmocionó al mundo en los años 90, protagonizado por el exjugador de fútbol americano, Orenthal James Simpson.

La noche del 12 de junio de 1994, ocurrió lo menos esperado y lo que desataría una notoria división racial en el país norteamericano. La policía de Los Ángeles fue avisada sobre el hallazgo de dos cadáveres en reconocido barrio Brentwood.

Lea También: CASOS SIN RESOLVER: Persecución de “El Fiscal de Oro” quedó registrada en cámaras de seguridad

Nicole Brown Y o. J. Simpson.

La escena era espeluznante, los dos cuerpos correspondientes a Nicole Brown, ex esposa de Simpson y Ronald Goldman, amigo de Brown, habían sido vilmente apuñalados. La mujer fue asesinada con heridas en su cabeza y cuello, y se podía observar su laringe debido a las aberturas provocadas con arma blanca.

En el lugar donde se encontraron los cuerpos, también se hallaron varias pistas trascendentales, entre ellas, huellas de zapatos, un guante con manchas de sangre que constataban que el agresor también resultó herido, además un gorro de lana.

Algunas de las pruebas.

Simpson, que había provocado varios episodios de violencia doméstica con su entonces esposa, se convirtió en el principal sospechoso del dantesco crimen. Las pruebas eran muy evidentes y hacían más fuertes las sospechas; en su vehículo encontraron sangre, y en su vivienda, la pareja del guante ensangrentado encontrado en el lugar de los hechos y para rematar tenía una herida en la mano.

El también actor trató de huir, había dejado algunas cartas para su familia en las que presuntamente dejaba claro los pensamientos suicidas. Las autoridades policiales de Estados Unidos realizaron una exhaustiva persecución pero dos horas después de iniciar las acciones, O. J. Simpson, se entregó a los policías.

Lea También: CASOS SIN RESOLVER: ¿Qué pasó después de la masacre en Meszquitas de Nueva Zelanda, transmitida por Facebook?

Simpson fue acusado formalmente por el doble crimen, y contrató a Robert Shapiro, un abogado famoso por llevar casos de estrellas reconocidas mundialmente, además, tuvo los servicios de Johnnie Cochran, un abogado negro, especializado en los procesos judiciales sobre discriminación racial.

Nicole Brown, ex esposa de Simpson y Ronald Goldman, amigo de Brown.

En el juicio, el grupo experto en leyes, logró que ocho de los doce jurados fueran de raza negra, a quienes se les hicieron ver a los policías como un conjunto de “blancos racistas” que habían manipulado las pruebas, en especial, uno de los agentes que fue primero en llegar a la casa del famosos, además mencionaron que el mismo uniformado, había dicho públicamente, tiempo atrás, que no toleraba que un hombre negro se casara con una mujer blanca.

El caso ya se había hecho mediático y los ojos del mundo entero estaban en el juicio, mientras poco a poco su “Dream team”, como era conocido su equipo defensor, había puesto en duda el relato de los testigos en contra y la veracidad de todas las pruebas.

Tras 133 días en suspenso, y luego de escuchar las declaraciones de más de 140 testigos, cerca de 160 millones de personas, frente a sus televisores, escucharon el veredicto final, ¡INOCENTE!

Los años pasaron y la mayor parte de la población seguía pensando que Simpson era culpable, y surgieron más teorías sobre lo ocurrido, como el señalamiento al hijo mayor de O. J. Simpson, quien aparentemente no se llevaba bien con su madrastra.

AP

Años después, en 1997 un tribunal le declaró responsable civil de las dos muertes, es decir, que se le atribuyó la condición pero es ajena a la responsabilidad penal, y se le condenó a indemnizar, a las familias de las víctimas con más de 30 millones de dólares, de los cuales solo recibieron un pequeño porcentaje.

A 25 años del sangriento crimen, aún no se conoce la verdad del caso y continúa la interrogante, ¿J. O. Simpson habría sido capaz de asesinar a su exesposa y madre de dos de sus hijos?

Agréganos a Whatsapp