Reportajes Titulares

CASOS SIN RESOLVER: Erick Martínez, torturado y asesinado antes de convertirse en el primer diputado miembro de la Comunidad LGTBI

El asesinato de Erick Martínez Ávila continúa siendo un misterio, a más de seis años del dantesco crimen no se sabe quiénes fueron sus asesinos ni quién o quienes ordenaron su muerte.

Ávila Martínez (32) era periodista y oficial de Monitoreo, Evaluación y Relaciones Públicas de la agrupación Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Intersexual (LGBTI) y semanas antes de su asesinato, había anunciado su postulación para diputado por el departamento de Francisco Morazán, por el entonces recién inscrito, partido Libertad y Refundación (Libre).

Lea También: CASO SIN RESOLVER: Crimen de jefe policial, una muestra de asesinatos impunes de uniformados

De acuerdo a las autoridades policiales, el comunicador tenía reporte de desaparecido desde el sábado 5 de mayo de 2012, y fue hasta el 7 de mayo de ese mismo año que se volvió a saber de él, había sido asesinado; pobladores de la comunidad de Guasculile,Francisco Morazán informaron a las autoridades sobre el hallazgo de un cuerpo sin vida tirado en una cuneta a orillas de la carretera que dirige a Olancho, el cadáver era de Erick.

Desaparición

El 5 de mayo, un día antes de su desaparición, Ávila visitó a sus padres en la colonia El Hato, tras pasar un rato en familia se movilizó para su apartamento ubicado en Prados Universitarios para luego compartir un rato a meno en una disco LGBTI en las Lomas.

Lea También: Honduras y Canadá firman convenio que favorecerá comunidad LGTBI

Según investigaciones, cerca de las 9 de la noche del 6 de mayo un individuo, que después se convertiría en uno de los testigos, transitaba en una camioneta a inmediaciones del Banco Central de Honduras cuando un turismo ocre lo rebasó, del cual se bajaron cuatro hombres para despojarlo a la fuerza de su vehículo; a lo que él reaccionó disparándoles y logró herir a Wilmer Javier Aguilar Lemus, quien fue identificado por las descripciones que dio la víctima del asalto (lo mismo pasó con Gustavo Adolfo Aguilar Sánchez y a Eduardo López Gutiérrez).

Gustavo Adolfo Aguilar Sánchez.

Al automotor se le activó la alarma de robo, por lo que los malhechores se vieron obligados a robar otro vehículo, el conductor de esa unidad también fue testigo, y detalló que los hombres se subieron al carro trasladando al herido, Aguilar Lemus, y a un hombre que posteriormente aseguró era Martínez Ávila.

La Fiscalía también comprobó científicamente que el periodista estuvo en la camioneta robada porque se encontró cabello suyo en el vehículo, también se pudo constatar a través de una prueba de ADN que Wilmer Lemus Aguilar, el delincuente herido y que posteriormente falleció, estuvo ahí.

Lea También: (VIDEO): Comunidad LGTBI presenta anteproyecto para cambio de nombre en tarjeta de identidad

El día de la fechoría, Lemus Aguilar fue trasladado por desconocidos al Hospital Escuela pero falleció; familiares fueron a recoger el cuerpo, entre ellos Gustavo Adolfo Aguilar Sánchez,  primo del fallecido que fue detenido por autoridades al creérsele sospechoso.

En el juicio

En julio de 2014 se desarrolló el juicio, según las pruebas evacuadas que demuestran que el cabello pertenecía a Erick, para las autoridades solo son indicios que estuvo en la camioneta, y pese a que el testigo dos dijo que lo vio, el vestuario que describió no coincidió con la que llevaba la víctima.

Amigos y compañeros de Erick Martínez estuvieron atentos al juicio.

A pesar que el testigo uno, reconoció a Gustavo Adolfo Aguilar Sánchez como la persona que lo amenazó con un arma durante el asalto, no fue confiable el reconocimiento, y al no haber pruebas científicas ni testificales, el imputado fue declarado inocente.

La sentencia establece que “el Ministerio Público no logró presentar prueba para acreditar asesinato, el lugar, la dinámica de los hechos, el número de participantes”.

Fue torturado

El médico forense que analizó el cuerpo de profesional de la comunicación, detalló que “sufrió lesiones que fueron provocadas antes de morir. Hubo muchos golpes, fue intensamente golpeado, tortura, mucho trauma, una golpiza que pudo haber sido dada con piedra, palo, patada o golpes directos”, además, dictaminó que murió entre las 10:00 de la noche y las 2:00 de la madrugada.

Había sido amenazado

Gilberto Ríos Munguía, amigo de Erick Martínez, en un artículo publicado en 2017 confesó que Martínez le contó una vez que lo habían amenazado a muerte. “Una noche me llamó para contarme que había recibido una amenaza a muerte, le habían llamado por teléfono. Le dije que yo no creía en esas amenazas, que cuando había voluntad de asesinar no amenazaban, me contestó que pensaba igual. Decidió no denunciarlo.”, detalló.

Gilmerto Ríos

Hasta la fecha el crimen no ha sido esclarecido, y Martínez se suma a las listas de profesionales de la comunicación y miembros de la comunidad LGBTI asesinados en la última década.

Lea También: CASOS SIN RESOLVER: “Otro Día del Periodista” y persisten las cifras alarmantes de impunidad en asesinatos de comunicadores

Según el observatorio de la Red Lésbica Cattrachas, de 2009 a la fecha han fallecido de forma violenta un total de 307 personas de la comunidad LGBTI; los departamentos con mayor número de asesinato son Cortés con 126 y Francisco Morazán con 119.

De igual forma, Erick Martínez pertenece a la lista de los 77 comunicadores asesinados, entre 2001 a 2019, según las estadísticas del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh).

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Calle 7

Fiesta en Casa

Fiesta en Casa