fiestas-patrias
Nacionales Sucesos

ATROZ | Joven madre mata a su bebé y lo entierra en Ocotepeque

Un condenable hecho tuvo lugar en el municipio La Encarnación, Ocotepeque, luego que una madre tomara la imperdonable decisión  de matar a su bebe recién nacido.

No conforme con el aberrante acto, decidió enterrarlo en un solar baldío del mismo sector en Ocotepeque.

Lea También: Identifican a las tres víctimas de masacre en Los Laureles

Fueron los vecinos quienes denunciaron a las autoridades policiales lo que estaba ocurriendo, por lo que varios agentes se apersonaron al lugar.

Lea También: Al menos cuatro mil privados de libertad podrían ser excarcelados con el nuevo código penal

Acto seguido, los oficiales procedieron a la detención de la mujer para coordinar su traslado a la Fiscalía de turno asignada para investigar el caso.


Quizás te puede interesar:


Mareros piden disculpas y retiran el cobro de extorsión a los transportistas, según dirigente de ese rubro

Uno de los líderes del transporte público, Jorge Lanza, manifestó que miembros de la mara MS-13, ofrecieron sus disculpas.

El dirigente del transporte detalló que los integrantes de esta organización criminal comunicaron que retiraron los números de teléfono de los empresarios para exigirles la extorsión.

Lea también: LLUVIA DE BALAS | Plantean cierre de la capital ante constantes tiroteos

Hemos recibido notificaciones de parte del grupo, que Dios les ha tocado el corazón y nosotros estamos agradecidos porque era algo que nos torturaba, dijo Lanza.

Asimismo, expresó que “ellos lo hicieron oficial entregaron teléfonos y listados donde aparecían los nombres de las personas que les pedían el impuesto”.

Lea también: MASACRE: Asesinan tres personas en la colonia Los Laureles de la capital

Según estimaciones, antes de la llegada de la COVID – 19, los transportistas estaban obligados a entregar más de 20 millones de lempiras mensuales a las estructuras criminales por concepto de extorsión.

 

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Abracemos a honduras