Nacionales Reportajes Titulares

Ambientalistas hondureños le apuestan a la vida, a costa de su propia existencia

Ambientalistas asesinados

Honduras es considerado a nivel mundial como uno de los países más peligrosos para quienes defienden la naturaleza y la vida

“Berta ha sido un ejemplo de lucha y su crimen nos marca no sólo porque se trata de un asesinato contra una ambientalista, sino que va más allá. Se asesinó a una indígena, se ultimó a una mujer”, expresó a OnceNoticias.hn meses atrás, el investigador Gustavo Cardoza, quien ahondó en los crímenes contra defensores de la naturaleza en Honduras.

“Global Witness presentó un informe en el que detalla el modus operandi, la estrategia que utilizan y menciona nombres, obviamente de las personas asesinadas y de los responsables de estos asesinatos, donde participa la industria extractiva de este país, llámese minería, hidroeléctrica y estos grandes megaproyectos que ponen en vulnerabilidad a las comunidades de los pueblos originarios y por supuesto a las comunidades de las zonas rurales del país”, manifestó el investigador, integrante del Equipo de Reflexión Investigación y Comunicación (ERIC).

Casos emblemáticos de ambientalistas en Honduras

Ni la mano de la impunidad puede borrar a estos hombres y mujeres que han sido asesinados por su labor de ambientalistas, una, porque forman parte de la historia de nuestro país y son casos que de alguna u otra manera el pueblo hondureño debe conocerlos, y otra, porque tras su defensa por el medio, entregaron su vida.

Lea También: CASO SIN RESOLVER: Las altas esferas asesinaron al ambientalista Carlos Escaleras

Podríamos mencionar el caso de Janeth Kawas, quien fue una ambientalista asesinada años atrás en el puerto de Tela, la fémina fue ultimada por ese trabajo de defensoría del medio ambiente.

Ambientalistas asesinados
Blanca Jeannette Kawas Fernández, ambientalista hondureña asesinada en 1995.

El caso también de Carlos Luna, se originó justo por la defensa de los recursos naturales en la zona de Olancho.

Ambientalistas asesinados
Carlos Luna, defensor del ambiente ultimado el 18 de mayo de 1998.

Y otro de los casos emblemáticos, que marcó al país centroamericano, es el de Carlos Escaleras, ambientalista asesinado en la zona del Valle del Aguán.

Ambientalistas asesinados
El ambientalista Carlos Escaleras, asesinado el 17 de octubre de 1997.

Todos ellos estuvieron vinculados al movimiento popular, al pensamiento comunitario por la defensa de los bienes naturales. Su martirio aún sigue formando parte de las heridas de la historia hondureña en relación a quienes se dedican a defender el medio ambiente en un país como el nuestro que está catalogado como el más peligroso para hacer la labor de defensor.

Lea También: CASO SIN RESOLVER: Militares masacraron a siete campesinos de El Jute y vivieron impunes

“Los poderes que están en contra del desarrollo, visto desde las comunidades, donde éstas tengan el poder de decidir, esa forma en la que ellos ven el desarrollo, se enfrentó con el otro desarrollo que ve la industria extractiva, impulsado por las clases políticas y económicas del país, evidenciado en violaciones a los derechos, pasando por alto el derecho a la consulta previa, el derecho a la vida y el derecho a la tierra, etc.”, señaló Cardoza.

Más de 111 ambientalistas fueron asesinados entre el 2002 y el 2014 en Honduras, relata Global Witness, cifra bastante alarmante en relación a la población que tiene el país centroamericano y en relación a esta acción noble de defender el medio ambiente.

¿Contra quienes luchan los ambientalistas en Honduras?

“Luchan contra los sectores que tienen el poder en el país y uno pudiera empezar a escarbar para poder llegar a los nombres concretos”, reveló Gustavo.

“Los defensores del ambiente están peleando contra un sistema de imposición, contra un sistema basado en el extractivismo y este modelo de desarrollo que lo que hace es primar la explotación de los recursos naturales, la explotación de las materias primas por encima de los derechos…”.

En honduras los hombres y mujeres que se dedican al ambientalismo enfrentan a los grandes poderes. Ya sean poderes económicos, poderes sociales y políticos y por supuesto a una mezcla de las redes leales al actual gobierno: empresa privada, banca, empresa extractiva. Todos estos son parte de la serie de factores que los ambientalistas enfrentan diariamente.

Lea También: CASO SIN RESOLVER: La periodista hondureña asesinada en el tiempo de mayor corrupción policial

“En las zonas eminentemente rurales hay grandes afluentes de agua y posibilidad de explotación minera y el poder local (municipalidades) está al servicio del poder económico y no de cumplir su función de velar por la comunidad y por el pueblo al que pertenecen, entonces vemos entrecruzado el poder mediático, empresarial y por supuesto el poder político”, explicó Cardoza.

¿Defensores ambientalistas, enemigos del desarrollo?

Las grandes empresas, parte de los políticos y medios de comunicación llaman enemigos del desarrollo a los ambientalistas y estigmatizan a los protectores ambientales.

El 2017 la organización Global Witness publicó el informe donde conluye que Honduras es el país más peligroso para defender los derechos humanos y para defender el medio ambiente.

Sin embargo, las estructuras políticas, mediáticas y empresariales salieron en defensa y desacreditaron la información.

“Se desacreditó la información que ahí estaba y en segundo lugar se desconoció… vemos que estos sectores se hacen un nudo para poder defenderse y para desmentir de una u otra forma la información que esta organización dio. Estas estructuras son las que controlan el país y las que toman las grandes decisiones… generalmente en Honduras se toman decisiones fuera de Honduras, sin Honduras y en algunas situaciones, en contra de Honduras… lamenta el experto.

“No se pelea en contra del desarrollo, se pelea a favor de la vida, dicen los ambientalistas hondureños”.

¿Se necesita la presión internacional para exigir justicia en Honduras?

En un Estado de derecho donde todas las instituciones que lo conforman, sí funcionaran, hubiera de una u otra forma la capacidad de hacerle frente a los crímenes de ambientalistas, por supuesto, y se le pudiera hacer frente al muro de la impunidad en la que muchos de estos crímenes están, señala.

Ambientalistas asesinados
Gustavo Cardoza, además de ser un investigador profesional, es un activo defensor del medio ambiente en Honduras.

Sin embargo, por no resolverse, por no investigar, nos da un Estado que tiene mucho que desear y se transforma en un Estado que tiene deudas históricas y asignaturas pendientes en relación a su función especial, que es velar y proteger a cada uno de sus ciudadanos y ciudadanas.

“… tienen que venir instancias externas para señalar, para investigar que en Honduras hay un problema. Porque el objetivo de estas instancias no es decirle a Honduras que todo se hace mal, sino que el objetivo es decir que aquí están ellos para colaborar y ayudar para que la institucionalidad cada vez se pueda fortalecer…”, manifiestó.

Ese es el caso e Global Witness y el caso de las organizaciones defensoras del medio ambiente, está la misma instancia impulsada por la OEA y el gobierno, MACCIH, son instancias que están para ello, pero al mismo tiempo refleja que la institucionalidad en Honduras no cumple las funciones que debería cumplir, comentó.

Se aprecia que Honduras está tropezando en materia de investigación y en materia judicial, por lo tanto esos dos grandes muros de impunidad y corrupción cada vez se fortalecen más.

“… esto se comprueba cuando las instituciones gubernamentales encargadas de la justicia en el país están infiltradas por poderes subterráneos, por poderes del crimen organizado, hemos escuchado de alcaldes, diputados, miembros de la Policía Nacional, que están vinculados con el crimen…”, destacó.

Entonces esa institucionalidad que debe estar al servicio del pueblo no está funcionando y por lo tanto es necesario que vengan instancias desde afuera para poder apoyar un poco al trabajo que se hace, concluyó.

¿Ambientalistas que son obligados a dejar su patria por su defensoría ambiental?

El padre Andrés Tamayo (salvadoreño) es uno de esos grandes ejemplos vivos de lucha (se le obligó a dejar Honduras), un hombre que no era hondureño por nacimiento, pero que igual ama la tierra en su país, en su país vecino, y ama la tierra en cualquier parte del mundo.

¿El ejemplo de Berta Cáceres tras más de dos años de su vil asesinato?

“Es un ejemplo que nos trae al presente tras su asesinato y hay ocho personas que han sido capturadas vinculadas al asesinato, que es una labor interesante en ese sentido, pero se tiene que llegar a las últimas instancias… ¿Dónde están los autores intelectuales de ese asesinato?… ¿por qué se decide asesinar a Berta?”, se preguntó.

Ambientalistas asesinados
Berta Cáceres asesinada el 3 de marzo de 2016.

Berta ha sido un ejemplo de lucha y su crimen nos marca no sólo porque se trata de un crimen contra una ambientalista, sino que va más allá. Se asesinó a una indígena, se asesinó a una mujer, es decir que hay tres factores fundamentales que transcurrieron: ser mujer, ser indígena y ser ambientalista, dice el especialista.

Ahora tenemos el compromiso como pueblo hondureño, no sólo de recordar la memoria de su asesinato, sino a la contribución que de nuestros espacios podamos hacer al medio ambiente, es decir que con cosas sencillas nosotros podamos estar honrando la memoria de esta mujer que murió por defender a sus hermanas y hermanos indígenas y que murió por defender a la madre tierra.

Publicidad

Agréganos a Whatsapp