Nacionales

A breves minutos de la sentencia contra “El Cachiro”

Podría recibir cadena perpetua o salir caminando como un hombre libre de la Corte de Nueva York

Actualización: Suspenden audiencia de sentencia de Devis Maradiaga

Cárcel de por vida o reducción de pena por la Corte de Manhattan, Estados Unidos, podría dictar en instantes el juez federal John G. Koeltl, contra el hondureño Devis Leonel Rivera Maradiaga, una sentencia esperada que ya trasciende como el “vía crucis del cachiro”.

Rivera Maradiaga, exlíder del cartel de narcotráfico “Los Cachiros”, se declaró culpable de conspirar para el tráfico de drogas a Estados Unidos, pero también aceptó ser responsable de la muerte de 78 personas (77 en Honduras y una en Canadá) durante su comparecencia en la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, Estados Unidos.

Eso podría significarle cadena perpetua o una condena de varios años, aunque unos pocos analistas estadounidenses en el campo de las leyes, coinciden en la remota posibilidad que el “Cachiro” pudiese salir libre, beneficiado por el “pacto con el diablo”.

Le llaman así a un acuerdo de cooperación con el gobierno de Estados Unidos, donde se comprometió a decir la verdad, no cometer más crímenes y testificar cada vez que los fiscales de ese país se lo pidan.

Su declaración

En un documento declaró mencionando a políticos y funcionarios, incluyendo una gama de operaciones ilícitas que él llevaba a cabo y en la última etapa, con ayuda de la Administración para el Control de Drogas (DEA).

Entre los asesinatos más sonados figuran el del “zar antidrogas”, general retirado Julián Arístides González, Alfredo Landaverde y el periodista Aníbal Barrow.

Así, Rivera Maradiaga llegó a un acuerdo con esa oficina del fiscal federal del Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara, despedido por el presidente Donald Trump, pero antes le aceptó la declaración de culpabilidad, presentada el 7 de abril de 2016, por el abogado René Sotorrío, defensor del “Cachiro”.

Testigo

Pero también, Rivera Maradiaga compareció ante la juez Lorna G. Schofield, el lunes 6 de marzo pasado, como testigo de cargo en el juicio contra Fabio Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa (2010-2014), en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

Posiblemente tratando de conseguir más beneficios penales, como parte del “acuerdo con el diablo”, Rivera Maradiaga aludió haber trabajado embarques con Fabio Lobo y tener ayuda en seguridad y contratos de parte del gobierno a cambio de sobornos.

Autoridades judiciales de Estados Unidos tienen establecido que el 30 de mayo próximo le dictarán la sentencia a Fabio Lobo, quien admitió culpabilidad en narcotráfico.

El fiscal Bharara le aceptó la confesión del ahora imputado, hecha con el fin de acogerse al programa de testigos protegidos de los Estados Unidos.

Entre todos los cargos, admitió que era uno de los principales administradores, organizadores y líderes de una empresa criminal continua, que operó desde el 2003 hasta el 2013, en las acciones ilícitas que trae el trasiego de cocaína y que mató a 78 personas.

El primero en la lista fue Jorge Aníbal Echeverría Ramos, alias “Coque”, uno de los pioneros del cartel del Atlántico. En poco tiempo, “Los Cachiros” fueron sus rivales al disputarle el “negocio”.

La estela sangrienta incluye al “zar antidrogas”, el general retirado Julián Arístides González, el 8 de diciembre de 2009, cuando iba en su automóvil por un barrio de Tegucigalpa.

Devis Leonel Rivera Maradiaga, quien se declaró culpable por narcotráfico en Estados Unidos, conocerá su sentencia viernes en la Corte de Nueva York.

Antecedentes

Una de las revelaciones más impactantes hechas por Devis Rivera en la Corte de Nueva York fue que desde 2013 empezó a ser testigo confidencial de la Administración para el Control de Drogas (DEA).

Tras casi dos años realizando esta tarea, en enero de 2015 se entregó a las autoridades de Estados Unidos y desde entonces está preso en ese país. Tras entregarse hizo un acuerdo con la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York con la intención de que esto lo beneficie al momento de que el juez John Koeltl tome la decisión contra él.

Por su parte, el Gobierno de Estados Unidos, a cambio de la colaboración de Devis Rivera, le dio entrada a la familia del Cachiro para que vivan en territorio estadounidense, donde están con nuevas identidades.

Para cumplir con el acuerdo hecho con la Fiscalía de Nueva York, el mes pasado testificó en dos audiencias en la Corte de Manhattan contra Fabio Lobo, quien está recluido en Estados Unidos por narcotráfico, cargo del que en mayo de 2016 se declaró culpable el hijo del expresidente hondureño Porfirio Lobo Sosa.

Con este testimonio, el Cachiro cumplió con el acuerdo que hizo con el Gobierno de Estados Unidos.

Por su colaboración, la Fiscalía de Nueva York le podría dar una carta 5K1, la cual es una constancia de la cooperación del acusado.

Sin embargo, en su declaración en la Corte de Estados Unidos el pasado 6 de marzo, el propio Devis Rivera aceptó que nadie le ha prometido que le darán la carta 5K1 ni tampoco que le reducirán la condena.

El juez

El juez John G. Koeltl es reconocido en EUA por haber sido el encargado de dictar sentencia en importantes casos. Pero no solo es famoso por su trabajo como juez, pues antes de serlo se desempeñó, de 1973 a 1974, como asistente del fiscal de la fuerza especial de la Fiscalía para el caso Watergate, el mundialmente famoso escándalo político que obligó a Richard Nixon a renunciar el 8 de agosto de 1974 a su cargo como presidente de EUA, hecho único en ese país.

Koeltl ocupa el cargo de juez de Distrito Federal para el Distrito Sur de Nueva York desde 1994, cuando el entonces presidente Bill Clinton lo designó en ese cargo.

Este juez es conocido además por condenar en octubre de 2006 a la abogada de derechos civiles Lynne Stewart a prisión por proporcionar ayuda material a un terrorista, su cliente, Omar Abdel-Rahman, autor intelectual del atentado al World Trade Center de 1993, enviando secretamente mensajes a sus seguidores radicales en Egipto. Primero había dado una condena de 28 meses a la abogada, pero tras la apelación de la Fiscalía, terminó por condenarla a 10 años.

El nombre de Koeltl también estuvo en las portadas en 2011, cuando presidió el caso de Raffaello Follieri, quien se declaró culpable de conspiración, fraude y lavado de dinero en relación con la compra de los bienes de la Iglesia Católica.

El caso Follieri tuvo un inmenso impacto mediático porque se vieron afectados personajes famosos, como la actriz Anne Hathaway y varios políticos, entre ellos el expresidente Clinton.

Agréganos a Whatsapp