Nacionales Reportajes Titulares

A 15 años de su asesinato: La muerte de ‘Chocolate’ Flores es un CASO SIN RESOLVER

Considerado uno de los mejores guardametas hondureños con un final trágico al que nunca se le hizo justicia

Uno de los seleccionados nacionales que siempre será recordado por los aficionados hondureños, sin duda es, Milton ‘Chocolate’ Flores, el guardameta de la Bicolor y de los aurinegros del Real España, quien a sus 28 años su vida fue apagada a manos de supuestos pandilleros.

Flores fue asesinado la madrugada del 19 de enero del 2003 cuando regresaba de la ciudad caribeña de La Ceiba luego del partido entre el Vida vs Real España, choque que ganaron los sampedranos por marcador de 3-2, en el cual la víctima no militó.

Al llegar a San Pedro Sula, el guardameta rehusó a quedarse a dormir en la sede españolista y decidió partir en su vehículo Honda Civic color gris sin imaginarse el destino que le depararía.

Más leído: CASO SIN RESOLVER: Asesinato de Arnold Peralta; las heridas aún no sanan

Chocolate es uno de los mejores arqueros del fútbol catracho.

Según las versiones, Chocolate, quien era casado, condujo por la primera calle suroeste de la mencionada ciudad en donde subió a una supuesta trabajadora sexual, identificada como Karina González, quien sería la última persona que lo vería con vida.

Minutos después el cancerbero se encontró en la colonia La Unión, un barrio de alto riesgo en la ciudad sampedrana por la presencia de maras y padillas.

Lea También: Desaparición de Ana Paola Castillo; un CASO SIN RESOLVER

Supuestamente cuatro integrantes de la pandilla 18 se alertaron al ver el vehículo de Flores y creyeron que se trataba de integrantes de una mara contraria y acribillaron la unidad. El automóvil de la víctima presentó al menos 25 orificios de AK-47.

Milton Flores recibió entre siete y diez disparos que acabaron con su vida, mientras tanto Karina González resultó herida, sobreviviendo a la balacera pues se encontraba agachada en el momento de la refriega.

González fue retenida para investigación horas después del hecho trágico que enlutó a miles de aficionados que disfrutaron de las actuaciones del malogrado futbolista.

Familiares de Flores, fueron sin duda los que más sufrieron su partida. Mencionaron en varias ocasiones a medios de comunicación que el jugador era una persona muy tranquila y no tenía enemigos.

Lea También: CASO SIN RESOLVER: Ancestros demandarán por la sangre de 3 indígenas tolupanes

Además lamentaban no recibir ninguna respuesta de las autoridades en el vil crimen. Una prima de Flores reprochó esa falta de investigación atizando que:

“… su caso quedó como si hubiesen matado a un perro”.

Han pasado más de 15 años y su crimen quedó en la impunidad, nunca se juzgó a los hechores de un crimen que conmocionó al pueblo hondureño.

Héroe nacional

Atajó cuatro penales a Brasil en los Juegos Panamericanos de 1995.

Tras su fallecimiento, la noticia le dio la vuelta al mundo y muchos medios internacionales hablaban de Chocolate como “héroe hondureño en los Juegos Panamericanos de 1995”, al tiempo que criticaban la problemática social de violencia que ha abatido a Honduras.

“Hoy, la casa de “Chocolate” Flores -que en aquel marzo de 1995 fue un “océano” de alegría por su heroica actuación en Mar del Plata- se llenó de familiares, dirigentes, jugadores, amigos y aficionados dolidos por su trágica e inesperada muerte”, escribió el diario español AS.

Cabe señalar que Milton fue recordado por su participación en esos Juegos Panamericanos de 1995, donde a sus 20 años, atajó cuatro penales a los brasileros y anotó el penal decisivo que eliminó a Brasil y dio el pase a Honduras a las semifinales de la justa donde los catrachos finalmente alcanzaron un cuarto lugar al ser eliminados por la local Argentina y después caer ante Colombia respectivamente.

 

Publicidad

Agréganos a Whatsapp