Nacionales Salud Titulares

11 propósitos para que este 2018 sea más saludable

El inicio del año es para muchos la oportunidad perfecta para mejorar en varias áreas de su vida y la salud es uno de los puntos preferidos a la hora de hacer los propósitos de cambio.

Con un buen y realista plan, fuerza de voluntad, apoyo de los seres queridos y bastante disciplina, sabemos que este año sí podrá cumplir con todo lo que se ha propuesto.

Dejar de fumar: Este es el momento perfecto para plantarse y encontrar la fuerza de voluntad suficiente para abandonar el tabaco. ¿O prefiere seguir oliendo a humo, tener que salir a la calle a fumar bajo el frío? Seguro que no. Además, no es solo una cuestión social o estética, piense que principalmente los motivos para apagar para siempre el cigarrillo son médicos: las posibilidades de padecer cáncer, enfisema, bronquitis, entre otros.

Hacer más ejercicio: Uno de los pilares de una vida sana y activa es el deporte. Da igual la edad que tenga, hay ejercicios para todos los gustos y adaptables a toda condición física. Realice al menos 30 minutos de ejercicio, al menos tres veces por semana semana. Notará sus beneficios pronto, no sólo en su cuerpo, también en su forma de pensar.

Comer mejor: La obesidad y el sobrepeso son de las grandes epidemias de este siglo. Seguir una dieta sana y equilibrada no es sinónimo de comer verde o insípido, siempre existen alternativas saludables para darle sabor a su vida. Lo único que se necesita es tener una dieta balanceada y comer siempre a las mimas horas y se dará cuenta del cambio en poco tiempo.

Controlar el estrés: Intente tomarse el trabajo de otra manera y que no sea “la única prioridad de tu vida”. ¿Conoce la palabra ‘delegar’? Recurra a ella siempre que sea posible, tanto en el trabajo como en la casa. Organice mejor su tiempo, de esa manera reducirá su estrés y le quedará espacio para disfrutar de cosas que tenía olvidadas. No olvide tomarse unas merecidas vacaciones.

Ir al médico: Muchas veces pasamos de ir al médico por pereza o por no darle importancia. Conviene que acuda al doctor al menos una vez al año, para hacerse una revisión médica general (ya sea en el trabajo o por su cuenta). También es recomendable ir al optometrista o comprobar el estado de tus dientes. Es especialmente importante que se haga las revisiones si ya pasó de los 50 años, como prevención del cáncer de próstata, de mama, problemas cardíacos, entre otros.

Tomar agua: Podemos confundir la sed con hambre, así que antes de llevarnos algo de comida a la boca, mejor bebamos un vaso con agua. Recuerde que se recomienda beber entre dos y tres litros por día para mantener el cuerpo hidratado.

Menos alcohol: Toda bebida con alcohol tiene una buena cantidad de calorías, además de que deshidrata todas sus células y hace que el metabolismo sea más lento. Para desintoxicarse luego de beber alcohol, el agua simple es la mejor opción.

Evite las bebidas azucaradas: Siempre que pueda, tome solo agua, pero si prefiere acompañar sus comidas con alguna otra bebida, recuerde que las gaseosas y refrescos embotellados contienen mucha azúcar, lo que impide que tenga la sensación de saciedad, además de que debido a la proporción de azúcar no le hidratan. Los jugos naturales son una excelente alternativa.

Descanse lo suficiente: No poder dormir o el hacerlo de forma deficiente repercute en la vida diaria y en las actividades que se desarrollan durante el día. A la larga, la falta de descanso se traduce en desórdenes de tipo nervioso, problemas a la hora de relacionarse y una mayor predisposición a las infecciones, entre otros muchos problemas.  Utilice la cama sólo para dormir y evite usarla para otras actividades como leer o ver la televisión.

Piense en positivo: Enfoque su atención en lo positivo que tiene, qué hace, qué busca; porque la sensación de baja autoestima provoca que coma de más en algunas ocasiones y busques alimentos con alto contenido calórico. Para otros, la depresión hace que dejen de comer, lo que también afecta gravemente a la salud.

Sea realista: Por último, sea realista, no espere milagros ni resultados definitivos a las pocas semanas de haber iniciado los cambios en sus hábitos. Muchas veces la publicidad nos miente y pone en nosotros metas incumplibles. hay que evitar caer en eso y saber que cada persona es diferente y los logros que vaya haciendo son los que corresponden a su edad y contextura.

Publicidad

Agréganos a Whatsapp