Internacional

Suecia planea construir más refugios nucleares por temor a la era Trump

Aunque cuando nos imaginamos un Armagedón nuclear, generalmente no pensamos en Escandinavia y países como Suecia que no están metidos en conflictos como los de Estados Unidos (EE. UU.) y Corea del Norte (y tampoco en el trayecto de posibles misiles), el gobierno del país boreal prefiere no arriesgarse y puso en marcha un proyecto para construir más refugios nucleares, con el fin de que su población esté segura ante una eventual guerra de este tipo.

En estos momentos Suecia cuenta con 65,000 refugios, según informa el Washington Post, los cuales protegerían  hasta 7 millones de personas, pero eso deja a unos 3 millones de habitantes sin protección. La idea de construir más fue presentada hace varias semanas y confirmada este viernes por las autoridades suecas.

Se supone que estos refugios nucleares también protegen a la población de otros peligros, como un ataque con armas biológicas o una guerra más convencional. A menudo ubicados en edificios de acceso público, como escuelas o centros comerciales, generalmente también se pueden usar como lugares de almacenamiento o garajes y se financian con dinero de los contribuyentes.

Tales preparaciones y medidas de protección pueden parecer extrañas para los estadounidenses. Los refugios nucleares públicos son prácticamente inexistentes en los Estados Unidos, aunque ha habido informes recientes de un aumento de la demanda, informa el diario norteamericano.

Suecia dejó de expandir su red de refugios hace casi dos décadas, cuando los partidarios de la no proliferación parecían estar en el lado ganador de la historia. Luego vino el programa nuclear de Irán, el accidente de Fukushima, las operaciones militares rusas, las pruebas de misiles de Corea del Norte, y el presidente Trump.

El Post indica que mientras que la confianza de los europeos de que el presidente Barack Obama “haría lo correcto con respecto a los asuntos mundiales” y se mantuvo entre 70 y 90% en varias naciones encuestadas durante su mandato, esas cifras cayeron en picada después de la toma de posesión de Trump y desde entonces continúa bajando.

 

Solo el 7% en España y el 11% en Alemania ahora dicen que confían en Trump. Los principales funcionarios en Alemania también han contradicho directamente las políticas de Trump en Corea del Norte, y han expresado su preocupación de que la Casa Blanca pueda reaccionar de forma exagerada ante las provocaciones nucleares y escalar la retórica bélica que se intercambia con Corea del Norte.

Los europeos están igualmente preocupados de que los esfuerzos de no proliferación de décadas de duración puedan ser desmantelados prácticamente de la noche a la mañana, dando lugar a una nueva carrera armamentista. En 2009, el gobierno de Obama negoció un tratado con Rusia en el que ambos países acordaron limitar el número de ojivas desplegadas.

Se dice que Trump calificó el acuerdo como un mal negocio en su primera llamada telefónica con el presidente ruso, Vladimir Putin, a principios de este año, aunque los funcionarios del gobierno desde entonces han dado marcha atrás con esas primeras impresiones.

Las nuevas ubicaciones de refugios en Suecia indican que al menos algunas de las preocupaciones están conectadas con Rusia. Una de las regiones donde se espera construir la mayoría de los nuevos refugios en los próximos años es la isla de Gotland, donde las defensas militares se expandieron recientemente con el objetivo declarado de detener una posible invasión rusa.

Encuesta

Publicidad