Judiciales Nacionales

Sala IV decidirá una vez más el futuro de la pesca de arrastre

En el 2013, tras recurso presentado por varias organizaciones ambientales, la Sala Constitucional tomó la decisión de prohibir la pesca de arrastre en las aguas nacionales, debido a que afectaban muchas otras especies de vida marina, aparte de la que es pretendida con fines comerciales.

El derecho a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado; la seguridad alimentaria del país; y el principio de desarrollo sostenible democrático.

Gracias a esa resolución, se le prohibió al Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) entregar nuevas licencias para este tipo de pesca, así como renovar las ya existentes.

Sin embargo, el 24 de noviembre anterior, Incopesca informó que entregaría nuevos permisos para pesca de arrastre, alegando tanto que se trata de una nueva modalidad, la cual afecta menos el hábitat marino, así como la necesidad de los pobladores de la costa  de este tipo de trabajo, como medio de subsistencia.

Así lo resolvió la junta directiva según el acuerdo AJDIP-474-2017, en donde nombran la nueva modalidad “Licencia de Pesca Comercial para el Aprovechamiento Sostenible del Recurso Camarón en el Océano Pacifico y en el Mar Caribe”,

Para estas nuevas licencias, las redes de pesca de arrastre deben incluir un dispositivo excluidor de peces (DEP) y un dispositivo excluidor de tortugas (DET), con los cuales, dice la institución, se reduce en 26,7% la captura de fauna de acompañamiento (FACA).

No obstante, esa decisión no fue para nada bien recibida entre los defensores de las especies marinas que nuevamente acudieron a la Sala Constitucional para que se pronuncie sobre la posición de Incopesca. Una de las primeras instituciones en manifestarse fue la Universidad Nacional.

“La Escuela de Ciencias Biológicas de la UNA se manifiesta en contra de la reapertura de la pesca de arrastre de camarón, ya que a la fecha no existe ningún documento que compruebe que dicha técnica de pesca sea sostenible para los recursos marinos,

Algunas de nuestras investigaciones sobre pesca de camarón en Costa Rica, han permitido evidenciar el efecto negativo que causan las redes arrastreras no solo sobre los fondos marinos (destruyen pastos marinos, algas, arrecifes coralinos, entre otros)”, dice el comunicado de la casa de enseñanza.

Entre las especies que son atrapadas incidentalmente están: corvinas, pargos, róbalos, sardinas, almejas, caracoles, cangrejos, langostas, calamares, pepinos y estrellas de mar, así como varias especies de tortugas marinas, en especial  la lora (un 90%). La captura de FACA ha ido aumentando hasta niveles superiores al 53%, según un estudio realizado en 2009.

El uso de los DET son obligatorios desde mayo de 1996, sin embargo en pocas ocasiones son usados por las flotas de pesca artesanales del país, lo que ha provocado que en cuatro ocasiones (1999, 2002, 2005, 2009) el gobierno de los EE.UU. ha impuesto embargos a la importación de camarones pescados en Costa Rica, según una publicación difundida por Mar-Viva.

2 Comments

Clic aquí para dejar su comentario

  • La escuela de ciencias biológicas de la UNA ???
    Ni siquiera tiene oficina en puntarenas ! Desde Heredia hicieron el estudio ? Que saben desde sus escritorios de pesca ?
    Cuantas horas y en donde navegaron ? En el rio tarcoles? Entre la basura y contaminantes que botan en la GAM y llegan al mar ?
    Tomaron en cuenta el aspecto socioeconómico de la zona estudiada ?

  • Daña los arrecifes coralinos??
    No sean PAYASOS. Reto a cualquier de sus sabios que demuestre que las redes pueden pasar sobre los arrecifes y los dañan.
    Si apenas se montan en bote y se marean.

Publicidad

Agréganos a WhatsApp

CLICK EN EL BOTON DE ABAJO DESDE TU CELULAR