Internacional

Policía danesa halla cabeza de periodista sueca en una bolsa

La reportera de 30 años desapareció tras emprender un viaje en submarino con un inventor danés.

La policía de Dinamarca reportó haber encontrado la cabeza de la periodista sueca Kim Wall dentro de una bolsa plástica en el mar, dos meses después de que desapareciera, tras emprender un viaje con el inventor danés de submarinos, Peter Madsen, a quien entrevistaba para un reportaje.

El hallazgo fue, de hecho, realizado por un grupo de buzos este viernes, quienes lograron observar las bolsas que contenían la cabeza, las piernas y la ropa de la reportera cerca de la Bahía de Koge, al sur de Copenhague.

11 días después de que la reportera zarpó Madsen, fue encontrado su torso, cerca del lugar del nuevo hallazgo. Hasta el momento, el inventor es el principal sospechoso, pero niega todos los cargos de que se le acusan.

El viernes fueron halladas bolsas con la cabeza y extremidades de Wall.

El inspector de la policía Jens Moller Jensen, indicó que las bolsas tenían piezas de metal, colocadas como pesos, con el fin de que las partes del cuerpo de Wall se hundieran en el agua.

“Ayer en la mañana encontramos una bolsa en la que estaban la ropa, las medias y los zapatos de Kim Wall. En la misma bolsa había un cuchillo y unos tubos de automóvil para hacer que la bolsa pesara más”, explicó el agente a la prensa local.

El fiscal a cargo del caso reveló esta semana ante un tribunal de Copenhague,  que el torso de la periodista presenta 14 puñaladas en la zona del abdomen. También indicó que al hacer las pesquisas, encontraron videos de mujeres decapitadas en la computadora de Madsen.

Peter Nadsen mantiene su versión de que la reportera murió al caerle encima la escotilla del submarino.

El inventor había dicho en su declaración que la periodista había muerto al caerle la escotilla de la nave encima y que él, luego de horas decidió tirar por la borda su cuerpo. Declaró también que durante esas horas contempló el suicidio.

Sin embargo, la investigación policíaca ha concluido que el cuerpo fue cortado de forma intencionada, que le fueron fijados tubos metálicos como pesas y que le habían sido hechas varias heridas, para sacarle el aire y que se hundiese en el mar.

Kim Wall, de 30 años, trabajaba como freelancer (haciendo reportajes sin estar en nomina) para medios como The New York Times, The Guardian, Vice Magazine y el South China Morning Post. Debido a sus trabajos, visitó distintos países, como Cuba, Kenia y Estados Unidos y Corea del Norte.

 

Publicidad

Agréganos a WhatsApp

Whatsapp OnceNoticias