Nacionales

Así fue el plan para ASESINAR a dirigente nacionalista

Según información de inteligencia, uno de los pandilleros fugados de Támara el pasado 11 de mayo, dio “luz verde” para ejecutar el crimen.

El asesinato del dirigente nacionalista, Mario Reniery Gonzáles, fue planificado y ejecutado por
miembros de la pandilla 18 que operan en Comayagüela.

Así lo confirmó la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA) que, junto con otros cuerpos de seguridad,
capturaron la tarde del martes a once pandilleros activos, involucrados en el crimen.

Lea También: Con profundo dolor despiden activista nacionalista

Un oficial de la FNA indicó que la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) ya tiene en su poder
todas las evidencias para sustentar la acción judicial.

La portavoz de la FNA señala que “Todos los detenidos confesaron su participación en el crimen y develaron la conexión de la pandilla 18”

 

Las investigaciones establecen que entre los 11 detenidos hay autores intelectuales y materiales
del crimen.

“Será en el tribunal competente, mediante las pruebas y evidencias, que se podrá acreditar la participación de ellos en esta actividad”, explicó el agente.

pandilleros capturados por crimen de dirigente nacionalista mario reniery gonzales
Pandilleros capturados el martes.

De acuerdo a reportes de inteligencia, la “pegada” fue ordenada por un sujeto conocido como
“Marino”, de quien ya tienen pistas de su ubicación, aseguran las autoridades.

De acuerdo a los detectives, “Marino”, integrante de la pandilla 18 en la colonia 21 de Octubre,
pidió autorización para ejecutar el crimen a un sujeto que está prófugo de la justicia y que es
conocido como alias “Zanate”.

Este sujeto es uno de los 18 pandilleros fugados de la Penitenciaría Nacional de Támara el
pasado 11 de mayo.

“Zanate” autorizó el crimen el fin de semana y la operación, entre varios reductos de la
pandilla de diferentes sectores, se realizó el lunes desde horas tempranas.

dirigente nacionalista mario reniery gonzales
El activista deja dos hijos y uno más en camino.

Los informes de inteligencia establecen que “Marino” contactó al menor de edad conocido como
“Drillier”, de 17 años y jefe del sector en la colonia Villafranca y zonas aledañas.

Fue así como “Drillier” contactó al taxista Hodel López Turcios (31), quien condujo a los sicarios
en el taxi turismo color blanco, marca Toyota Corolla, el cual fue decomisado el martes.

También fueron contactados para sicarios y para darle seguimiento a la víctima: Eduardo Josué
Ortiz Morales, alias “Fuga” y jefe del sector de la colonia El Pedregal y zonas aledañas; Karla
Ninoska Valladares (30); Jaime Alexander Ramírez (25) y Mauricio Rafael Jiménez (28).

Asimismo, Josep Isaac Amador Betancourt (18) alias “El Amargado” y con orden de captura
por evasión; Hansel Joshua Fuentes Cerrato (21) alias “Bala”; dos menores de 16 y 17 años
y un sujeto interno en el Hospital Escuela conocido por el alias de “Slik”.

Lea También: INP desmiente “fuga” de pandillero capturado por crimen de nacionalista

Investigaciones

Un oficial de la FNA afirmó que los detenidos “son confesos; ellos manifiestan que la orden la
recibieron de uno de los jefes que tiene la pandilla 18 en libertad, la coordinación la hizo alias
“Marino”, que no ha sido capturado”.

“El Drillier fue quien coordinó los sicarios, él tuvo la luz verde de “Bravo” o “Zanate” para hacer la ‘pegada’ contra la víctima, por órdenes de alias Marino”, agregó.

“Zanate fue quien le dio la orden a ‘Drillier’ para que lo apoyara con esa muerte, con esa ‘pegada’. Ellos contactaron al taxista, fueron a asesinarlo (al activista) y se regresaron”, relató la fuente de inteligencia.

El agente confirmó que el sujeto que dio luz verde para cometer el crimen es uno reo fugado.

“Este sujeto tiene tres alias: ‘Bravo’, ‘Zanate’ y ‘Chuli’, y no se mata a nadie si no se
tiene el visto bueno de él”
, detalló.

El “Drillier” es un menor de edad que opera en el sector de Cerro Grande, Villafranca y otros
lugares aledaños.

Pandillero capturado “no se había fugado”

Ayer, el subdirector del Instituto Nacional Penitenciario (INP), German McNeil, desmintió
que Jaime Alexander Ramírez Cáceres (25), uno de los once pandilleros capturados por el
crimen del activista, se haya fugado de La Tolva.

McNeil señaló que, Ramírez Cáceres sí estuvo recluido en la cárcel de Morocelí, pero que el
pasado 14 de julio recobró su libertad por orden judicial.

“Hacemos la aclaración a la población en general que de estos centros penitenciarios de máxima seguridad ninguna persona ha escapado”, afirmó.

En un comunicado, el INP detalló que Ramírez recibió tres cartas de libertad por los delitos
de asociación ilícita, asesinato y portación ilegal de armas.

Publicidad

Agréganos a WhatsApp

Whatsapp OnceNoticias