Economia Nacionales

La Nación y FIFCO: nuevos escándalos en Paradise Papers

Tras la divulgación en abril del año anterior de los Panamá Papers, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés) no ha bajado los brazos y ha continuado investigando la matráfula que han confabulado empresarios alrededor del mundo para evadir al fisco a nivel global. De esta búsqueda salió a la luz un nuevo escándalo: Los Paradise Papers.

380 periodistas de 90 medios a nivel global se encargaron de descifrar estos textos y procesarlos para determinar lo que cargan. A nivel internacional medios como The New York Times han desatado información involucrando figuras de la escala de la Reina Isabel II de Inglaterra y el secretario de Comercio del presidente Donald Trump.

El escándalo también alcanzó a nuestro país y medios locales se denunciaron que el manejo de hoteles en la Guanacaste se realiza desde empresas de este tipo, en este caso La Cervecería de Costa Rica y el periódico La Nación son las primeras involucradas.

Esta información salió a raíz de las filtraciones de los Papeles de Panamá, en los que se encontró que varias empresas de dueños costarricenses eran radicadas en paraísos fiscales por parte de la firma Mossack-Fonseca y Applebay-Estera.

Estos informes salieron a la luz de investigaciones internacionales, guiadas por el medio norteamericano The New York Times y el británico The Guardian. En nuestro país los primeros medios en publicar al respecto fueron el Semanario Universidad y AmeliaRueda.com.

La empresa de bebidas Florida Ice & Farm (Fifco), dueña de Cervecería Costa Rica, controla gran parte de los negocios turísticos en el golfo de Papagayo, al norte de Guanacaste, en conjunto con la compañía norteamericana de alimentos Schwan (The Marvin M. Schwan Charitable Foundation).

Sin embargo, las empresas por medio de las cuales controlan esos negocios no están domiciliadas en Costa Rica, sino en paraísos fiscales del Caribe, como Bahamas, Islas Vírgenes Británicas y Gran Caimán, según indicaron al publicarse la investigación medios locales como el Semanario Universidad, Ameilia Rueda y La Voz de Guanacaste (LVG), que pertenecen a las 90 empresas del consorcio que durante tres meses se dedicó a investigar el posible caso de evasión fiscal.

El medio indicó que tanto el hotel Four Seasons como la Marina, bajo el nombre Ecodesarrollo Papagayo, pertenecen a las sociedades London Caribbean Incorporated y London Overseas Incorporated, registradas en Gran Caimán, compañía a las cuales Fifco le enviaba dinero desde Costa Rica.

Según informa LVG, los terrenos donde están ambos desarrollos turísticos, pertenecen al Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

En el caso de Schwan, se dice utilizó dos filiales en Estados Unidos (llamadas Wings of Papagayo y The Kings Foundation Investment Papagayo) para dirigir desde allí sus inversiones.

Por medio de esas compañías, fueron creadas ocho corporaciones de papel más entre el 2000 y el 2012 que fueron naciendo en este orden: Hobart Management Limited, Desarrollo Papagayo Corporation, Península Papagayo Ventures, Península Papagayo Group Corp., Marina Papagayo Holding, Península Papagayo Clubs Inc. Para finalizar su relación Península Papagayo Principal Holdings, según señala el medio guanacasteco.

Fifco tenía inversiones de $14,8 millones en Península de Papagayo Ventures y por $6,8 millones en PP Holdings, antes del 2012. Los estados financieros de Fifco evidencian que la compañía también utilizaba a sus offshore para garantizar préstamos con el Scotiabank de Gran Caimán a favor de Ecodesarrollo, transacciones firmadas por Rodolfo Jiménez Borbón, accionista también de Grupo Nación, por las cuales Florida Ice & Farm no reportó ingresos en Costa Rica, según consta en los archivos de Tributación Directa.

“Era más adecuado escoger una jurisdicción entre ellos (socios de un proyecto hotelero). Sin embargo, en el caso de Florida Ice and Farm Co., esto no representó ningún beneficio fiscal para la compañía”, indicó Jiménez en su momento a Universidad.

Fifco dejó de ser socio de Ecodesarrollo en Costa Rica en el 2012. Al mismo tiempo, en Islas Vírgenes Británicas, le cedió todas sus acciones sobre las compañías que controlaban a Ecodesarrollo a Wings of Papagayo (subsidiaria de Schwan) mediante la creación de una nueva offshore, Península Papagayo Principal Holding, informa LVG.

En el 2016, Gencom, una poderosa firma que se dedica a la hotelería en todo el mundo, compró todas las acciones de Schwan sobre Ecodesarrollo. Un paseo por sus tierras muestra el impacto que la adquisición tuvo sobre el complejo turístico: por todas partes hay hombres trabajando en el mejoramiento de las vías y el Four Seasons lleva ya varios meses cerrado por remodelaciones, así como el Hyatt y otros desarrollos comprados por Gencom, señala el medio guanacasteco.

Esto evidencia el poco control fiscal que se realiza en nuestro país, el cual es el principal causante de la crisis fiscal a la que se refieren nuestras autoridades. Las empresas grandes con gran poder adquisitivo parecen ser reguladas por otras que las que entorpecen el actuar de las empresas más pequeñas. Al no cobrar impuestos los ingresos del gobierno se reducen y esto es lo que hace que el país tenga años estancado y endeudándose.

Encuesta

Publicidad