Economia Nacionales Titulares

Mitad del déficit fiscal corresponde al pago de intereses

El déficit fiscal asciende a 5% del producto interno bruto (PIB), lo que quiere decir que el Gobierno gasta más dinero del que ingresa a sus arcas. Esto tiene varios factores y uno de ellos es la elevada deuda pública, lo que no es otra cosa que el hecho de que Ejecutivo esté usando gran parte de sus ingresos para pagar los préstamos que pidió tiempo atrás.

Para aterrizar un poco la idea, es parecido a la situación que viven muchos de los costarricenses: un porcentaje amplio de los ingresos de las familias, son destinados únicamente a pagar deudas, el problema es que los ingresos comunes no bastan para pagar esos préstamos, los servicios básicos y los gastos comunes, por ello constantemente se piden más dinero prestado.

Más o menos es como ir haciendo la cuenta más grande en la pulpería del barrio. Otro problema es que el pulpero – o cualquier otro que nos preste plata o abra crédito – un día de tantos termina por cansarse y, o nos pide que paguemos de una vez, o nos exige algún tipo de garantía.

 

La garantía que le piden al Gobierno es pagar más intereses cada vez que pide prestado y, a grandes rasgos así está la situación de país; en diciembre anterior Hacienda tuvo que pedir prestado para poder pagar salarios, aguinaldos y pensiones.

Para noviembre 2016, el saldo acumulado de intereses de los préstamos el Ejecutivo ascendían al 2.4% del PIB, mientras que un año después, esos mismo intereses alcanzaban el 2.8% del PIB. Es decir, más de la mitad de déficit el Estado es solo por el pago de intereses.

Una vez más, para ponerlo en términos más cotidianos, es como si nuestra deuda ya no fuera con el pulpero, sino con una tarjeta de crédito, a la que apenas y el vamos pagando lo justo cada mes, pero lo intereses siguen creciendo, así que, a pesar de que pagamos a tiempo, cada vez debemos más.

“Lo que está sucediendo es que se está secando el mercado, no hay más dinero y los inversionistas no lo quieren invertir en títulos del Gobierno y ya tampoco está quedando dinero para los sectores productivos, porque cada vez la demanda del Gobierno es mayor, así que la situación no es sostenible”, explica el economista Eli Feinzaig.

De ahí la insistencia del Poder Ejecutivo en hacer reformas fiscales, con el fin de aumentar los ingresos para el Gobierno. Sin embargo, para el año anterior, los ingresos al Estado correspondientes al impuesto de renta, tuvieron un crecimiento de un 11,5%, al pasar de representar el 3,7% PIB en 2016, al 3,9% del PIB en noviembre del 2017, según los datos aportados por el Ministerio de Hacienda.

No obstante, esto no impidió una desaceleración en los ingresos tributarios (crecieron, pero antes crecían más), los cuales pasaron de aumentar un 8,5% en noviembre 2016, a 5,4% en noviembre anterior.

“Los hechos experimentados en este último semestre, como la reprogramación de pagos de algunas obligaciones, solo muestran una pequeña parte del problema fiscal que atraviesa nuestro país. Si bien seguimos cumpliendo con la atención de todas las obligaciones del Gobierno, no tomar decisiones prontas para fortalecer las finanzas públicas mediante la aprobación de los proyectos de ley propuestos ante el Legislativo, en materia de ingreso y gasto, las consecuencias económicas y sociales serán mucho más difíciles de enfrentar”, comentó Helio Fallas, ministro de Hacienda.

Según indicaron en Hacienda, dicho comportamiento se debe a la reducción en la importación de vehículos, que se dio durante los últimos del 2017, así como a la desaceleración en algunos sectores de la economía.

“Tanto el Gobierno, como diferentes expertos internacionales, hemos insistido vehemente en la urgencia de tomar decisiones para dar más herramientas legales a la Hacienda Pública. El costo de la postergación de estas decisiones es sumamente alto, sobre todo para los sectores más vulnerables”, enfatizó Fallas.

No obstante, nuestro país sigue invirtiendo – lo que no está mal – principalmente en infraestructura vial y educativa. Los datos de Hacienda para noviembre de este año, indican que el año anterior se invirtió en esos puntos un 22% más y su relación con el PIB pasó de 1.1% en noviembre del 2016 al 1.3% del PIB en noviembre del 2017.

Publicidad

Agréganos a WhatsApp

CLICK EN EL BOTON DE ABAJO DESDE TU CELULAR