Internacional

Maduro niega estado de default, EE.UU. aumenta lista de sancionados

Venezuela “nunca” se declarará en default. Lo anterior fue asegurado por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, al confirmar su llamado a una reunión el lunes en Caracas.

El mandatario se reunirá en esa ocasión con tenedores de bonos para renegociar la deuda externa de aproximadamente 150.000 millones dólares.

“Han jugado a que Venezuela se declare en default. Nunca. El default nunca llegará a Venezuela. Venezuela siempre tendrá una estrategia clara y ahora nuestra estrategia es renegociar y refinanciar toda la deuda (…). Que estén claros todos los acreedores y agentes financieros”, comentó Maduro en su programa de televisión semanal.

Como parte de esa estrategia mencionada por Maduro, el país mantiene en este momento negociaciones con sus aliados China y Rusia, mismos a los que les adeuda 28.000 millones y 8.000 millones de dólares, respectivamente.

Para el Venezolano, las calificadoras de riesgo son las encargadas de formar una supuesta guerra financiera impulsada por los Estados Unidos, al rebajar esta semana la nota de la deuda venezolana.

Actualmente, Venezuela enfrenta una serie de sanciones financieras impuestas por Washington. Este último prohibió a sus ciudadanos y empresas negociad la nueva deuda emitida por el gobierno de Maduro y PDVSA.

Sanciones de Estados Unidos

El gobierno de los Estados Unidos anunció por medio del Secretario del Tesoro que amplió las sanciones contra funcionarios del gobierno bolivariano.

El Secretario Steven Mnuchin fue quien anunció las sanciones e indicó que los Estados Unidos no se va a quedar de brazos cruzados mientras la administración del presidente Maduro destruye el orden democrático en la nación sudamericana.

Ministros y allegados al mandatario forman parte de la lista de 40 personas que impone sanciones económicas, congela los bienes en la nación norteamericana y les prohíbe viajar al país.

Las sanciones incluyen una prohibición a las empresas norteamericanas de trabajar con cualquiera de los implicados.

El gobierno americano también impuso prohibiciones de viajes a miembros de la Asamblea Constituyente. El departamento encargado indicó que la Asamblea fue nombrada en un proceso electoral convulso y lleno de irregularidades, lo que levanta sospechas sobre la validez de las elecciones.

 

Encuesta

Publicidad