Internacional

Los emotivos mensajes de la esposa del buzo que murió al rescatar a los niños atrapados en Tailandia

buzo rescate niños Tailandia

El socorrista de 38 años, Samarn Kunan, ofrendó su vida en el dramático rescate de los menores

Con palabras cargadas de tristeza e impotencia la viuda de Samarn Kunan, única víctima mortal en los operativos del rescate de los 12 niños y su entrenador que quedaron atrapados por más de dos semanas en una cueva en Tailandia, no alcanza el consuelo de haber perdido a su pareja.

“Desde ahora, cuando me despierte, ¿a quién besaré?”, fue uno de los adoloridos mensajes que dedicó Valeepoan Kunan a su esposo fallecido, quien es considerado como un héroe a nivel internacional.

Hay que recordar que el buzo Kunan murió luego de quedar sin oxígeno mientras estaba sumergido y después de haber logrado con éxito la misión de suministro hasta la mencionada cueva.

Lea También: (VIDEO) Así fue el complicado rescate de los niños atrapados en Tailandia

“Quiero regresar y detener el tiempo para siempre”, agregó con el dolor referido la joven viuda.

Sin embargo, el consuelo de la dama Valeepoan se fortalece con la satisfacción de entender que las labores de su esposo Kunan contribuyeron en la salvación de los 12 menores y su entrenador que lograron salir ilesos de la cueva y ahora se recuperan con normalidad.

Lea También: (VIDEO) TAILANDIA: ocho niños han sido sacados con vida de la cueva de Tham Luang

“Te extraño. Te amo como eres, corazón”, decía otro mensaje de la mujer. Acompañada de los cientos de mensajes en su país y en varias partes del mundo donde repetían sentidos homenajes para el buzo.

Cada vez que los buzos se sumergían en la gruta, dichos buzos tienen que atravesar al menos 1,7 kilómetros de varios pasadizos entre visibilidad nula y corrientes. Todo el trayecto de ida y vuelta, tomaba unas once horas en el momento de mayor nivel del agua.

DATO:

Marines de Tailandia, China, Estados Unidos, Japón y Australia, entre otros, fueron los principales responsables de que el trayecto fuera así. Bombearon cerca de 243 millones de litros de agua; una cantidad suficiente para sumergir por completo la Estatua de la Libertad.

La dificultad de la operación quedó marcada con la muerte de un voluntario antiguo miembro de los grupos de élite de la marina al quedarse sin aire durante una inmersión. El fallecido, “Samarn Kunan, es uno de los héroes de este operativo”, recordó Narongsak Ossottanakorn, portavoz de los equipos de rescate.

Publicidad

Agréganos a WhatsApp

CLICK EN EL BOTON DE ABAJO DESDE TU CELULAR