Nacionales Politica Titulares

Leonardo Garnier también da su apoyo a Carlos Alvarado

Tal y como lo hiciera este lunes su amiga cercana, la exministra de Salud María Luisa Ávila, el exministro de Educación Pública, Leonardo Garnier, manifestó este martes que en la segunda ronda de las lecciones del 1° de abril, votará por el candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC), Carlos Alvarado.

Garnier manifestó su opinión a través de un artículo publicado en sus redes sociales, en el que afirma que lo prioritario es la defensa de los derechos humanos (DDHH), por lo que queda en evidencia su negativa a apoyar a Restauración Nacional (PRN) y su candidato, Fabricio Alvarado.

“Don Fabricio y su partido son parte de un proyecto político, religioso y mercantil de enorme envergadura. Un proyecto en el que la mezcla del poder religioso, el poder económico y el poder político constituye un peligroso cóctel de intolerancia que socava las bases mismas de la democracia, del estado de derecho y del respeto a los derechos humanos”, escribió el exministro.

Por ello Garnier señala que sería un error para su partido, Liberación Nacional (PLN), darle respaldo en temas educativos, de DDHH, seguridad y cultura, con el único fin de poner su equipo en el tema económico. “Ganar renunciando a los ideales es la peor forma de perder. Por eso, hay pactos de los que es preferible quedar fuera”, señaló.

“Es por eso que el domingo 1 de abril votaré por Carlos Alvarado, la persona que, en este momento, mejor representa la posibilidad de seguir construyendo nuestro país con una visión inclusiva y respetuosa de los derechos de todas las personas”, afirmó.

Sin embargo, al igual que Ávila, recordó los enfrentamientos de los verdiblancos con los del PAC y que es “una coyuntura especialmente dura para los liberacionsitas”, quienes han sido atacados por ese grupo desde hace 18 años, según indica.

Señaló las acusaciones del presidente de la República, Luis Guillermos Solís en su discurso de los 100 días e hizo referencia indirecta a los casos de corrupción en que los pacsistas se han visto envueltos. Pero también tomó prestadas las palabras de la pediatra, en las que pide que Carlos Alvarado, en un eventual gobierno, no busque en el PLN un enemigo y más bien se enfaticen los puntos comunes, que según él son más que los que se tiene con el PRN.

No es una decisión fácil para mí y al tomarla, como bien dijo mi amiga María Luisa Ávila, espero que don Carlos haya aprendido lo suficiente como para no repetir los errores de su partido y entender que la ética y la lucha contra la corrupción no son propias de un solo partido político.

De igual forma, Garnier pidió que los partidarios del PLN vean los logros de la agrupación, así como los errores y que se enfoquen en reconstruir un partido “progresista”, “socialdemócrata”,  de “centro-izquierda”.

El primer líder liberacionista en pronunciarse sobre el balotaje fue el excandidato presidencial Antonio Álvarez, quien dijo que el partido no se aliaría con ninguno de los dos candidatos vivos en la justa electoral y que el voto de los verdiblancos es “una cuestión personal” aunque habló de reunirse con ambos aspirantes a Zapote.

El socialcristiano Rodolfo Piza se ha reunido con la gente del PRN y el PAC pero no ha indicado aún una alianza, al igual que la mayoría de los restantes 9 excandidatos, de quienes solo Mario Redondo, del Partido Alianza Democrática Cristiana se ha decantado por Fabricio y quien en un eventual gobierno de Renovación Costarricense fungiría como ministro de la Presidencia.

 

Publicidad

Encuesta