Economia Nacionales

¿Cuál es la mejor forma de iniciar un plan de ahorro? 11 pasos a seguir

Inicia el año y muchos tenemos aún el sabor en la boca de las fiestas con las que finalizó el anterior, sin embargo, ya es momento de pensar en los gastos que se vienen y de nuevo a pagar las deudas de todos los meses.

Con solo imaginarse eso, le cambia a uno la cara, pero también es la oportunidad perfecta para ponerse a pensar también, no solo en presupuestar los gastos cotidianos, sino en hacer un plan de ahorro, con el fin de tener dinero en un futuro cercano para comprar un carro, una casa o viajar.

En la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) están muy conscientes de ello, por lo que su directora, María Isabel Cortés, conversó con Once Noticias para aconsejar a los lectores sobre cómo iniciar un plan de ahorro.

María Isabel Cortés. / Foto: Mauricio A. Ureña.

De nuestra conversación, hemos sacado 11 pasos a seguir para que de aquí a fin de año, todos tengamos un colchón de dinero para invertirlo en lo que consideremos necesario.

Tomar la decisión: Lo primero es decidirse por ahorrar, saber el valor que tiene. El ahorrar tiene básicamente dos propósitos, cubrir imprevistos, que la persona no tenga que recurrir a endeudamiento para cubrir gastos no presupuestados (emergencias). El segundo es alcanzar objetivos específicos, como hacer un viaje, cambiar electrodomésticos, comprar carro y cuestiones por el estilo.

Presupuesto de gastos : tener claro cuáles son los gasto ordinarios y cuáles son los ingresos para cubrir esos gastos. Entre los gastos ordinarios está pagar la casa, los servicios (agua, luz, teléfono), alimentación. Se ponen estos gastos ordinarios en una columna y en otra el presupuesto que consume. A partir de ahí se sabe cuál es la capacidad de ahorro.

¿Si no queda dinero?: Muchas veces, al terminar el primer ejercicio, la gente dice: “no me queda nada”. Si esa es la situación, lo que se debe hacer es ajustar esos gastos, es decir recortar esos gastos o, si es posible, eliminar esos gastos, con el fin de tener un margen de ahorro.

Nuevo presupuesto: Una vez que se tiene definido el margen de ahorro, lo que se debe hacer es poner ese monto como un nuevo gasto en el presupuesto, para tenerlo como un rubro fijo. No se puede decir “ahorro lo que me sobre”, porque nunca va a sobrar. El ahorro debe ser considerado un gasto ordinario.

Ahorrar en casa: Dentro de los gastos fijos, se puede hablar menos por el celular, tener buenos hábitos en la administración de la electricidad en la casa, estar apagando bombillo, no tener luces innecesarias encendidas, desconectar los electrodomésticos que no se estén usando, hacer un uso consciente del agua. Lo que de hecho ayuda también a la preservación del planeta, con lo que abarcamos dos objetivos.

Dejar algunos lujos: Si se tiene costumbre salir a comer y en el presupuesto están incorporadas cuatro salidas al mes a comer fuera, se recorta a dos o se elimina totalmente ese gasto y se asume el compromiso, mientras se va liberando parte del presupuesto, no tener ese gasto para reforzar el habito del ahorro.

Tomar la costumbre: Cuando la gente se involucra en ese círculo virtuoso, ve como se va acumulando y que sí tiene capacidad de ahorro, se entusiasma y empieza a ver los otro rubros donde  más tiene posibilidades de ajustar.

Refinanciar deudas: Para quienes se encuentran en este enero, en condición crítica, con deudas que exceden su capacidad de atenderlas en los plazos comprometidos, pueden procurar una fusión y refinanciamiento de sus deudas, mediante los programas que tienen las entidades financieras autorizadas. Esa es una forma para aliviar la presión financiera presente y ordenar sus finanzas en el mediano plazo.

Aprovechar inteligentemente las ofertas: Las ofertas en enero pueden ser una buena oportunidad para adquirir algunos bienes a mejores precios; sin embargo, debemos asegurarnos de que lo que vamos a adquirir sea realmente, necesario. Esa es la mejor forma de aprovechar las ofertas de esta época del año.

Uso inteligente de los ingresos extraordinarios: Los ingresos extraordinarios –aquellos que se producen una sola vez u ocasionalmente- deben ser destinados a atender, igualmente, gastos o inversiones extraordinarias o para ahorrarlos para situaciones especiales o imprevisibles. Lo ideal es que los ingresos ordinarios sirvan para atender los gastos ordinarios –los que debemos atender todos los meses-.

Tomar un plan de ahorro en un banco: Un plan financiero permite que los distintos miembros de la familia tengan mayor consciencia del gasto, los precios y el costo de oportunidad; todos se vuelven consumidores más responsables. Las entidades financieras además de suministrar los servicios normales de depósito, tienen una serie de sistemas de ahorro programado o automático que ayudan a consolidar una disciplina de ahorro, que se ajustan a las posibilidades de cada cliente

Aquí una lista de los bancos afiliados a la ABC y sus planes de ahorro:

  • Promérica: Metas plan de ahorro
  • Lafise: Lafise SAVE (Sueñe, Ahorre, Viaje, Ejecute)
  • Scotiabank: Cuenta de Ahorro Programado y Campañas de Ahorro Portafolio Estratégico
  • Banco de Costa Rica: Ahorro Automático BCR / Ahorro Automático Kristal
  • BCT: BCT Proyecto (Ahorro Programado)
  • Banco General: Cuenta de Ahorro Estrella
  • Banco Nacional: Ahorro Programado
  • Davivienda: Plan Futuro y Dabuenavida
  • Banco Popular: Programa BP Ahorros
  • BAC: BAC Objetivos

Publicidad

Agréganos a WhatsApp

CLICK EN EL BOTON DE ABAJO DESDE TU CELULAR