Virales

Estos son ONCE objetos cotidianos que prácticamente ya desaparecieron

A continuación te haremos un recuento de objetos de uso diario, que ahora solo viven en nuestras mentes.

Te compartiremos una lista con algunos de los elementos que más has utilizado y cuyo uso apenas recuerdas (tratemos de no ponernos nostálgicos).

1- CARTA.

Querida Amanda, no podrás recordar la última vez que cogiste un papel y un bolígrafo y comenzaste a escribir con esta mítica frase. ¿Dónde ha quedado ese romanticismo y esfuerzo personal para que tu destinatario se siente recordado?

Ahora las cartas solo llegan en forma de factura o como mucho la típica felicitación de navidad que poca gente envía. Es una pena que una práctica tan antigua se pierda por su sustituto, el email.

2- MAQUINAS DE ESCRIBIR.

Probablemente muchos de los jóvenes de hoy en día, no han tenido el placer de escribir en una máquina de las antiguas, de aquellas de carro y meter el folio. Recordar aquellos exámenes de velocidad que te requerían para entrar a trabajar en un puesto de oficinistas, son cosa del pasado. Hoy cualquier persona sabe escribir en un teclado, pero no precisamente en uno como el de estas máquinas inolvidables.

3- FAX.

Fue creado por el escocés Alexander Bain en 1846, que fue capaz de reproducir signos gráficos en experimentos de laboratorio, aunque fue Frederick Bakewell el que realizó varias mejoras e inventó la máquina de fax que conocemos en la actualidad, por lo tanto la máquina de fax se inventó en tiempos en los que mucha gente se movía todavía en carretas. Al menos el 80 por ciento de los estadounidenses saben lo que es un fax, y más del 60 por ciento han usado uno, según la Telecom Corner, pero no es precisamente uno de los aparatos más utilizados en la vida cotidiana, es más, su uso se ha limitado a las oficinas y en reducidos casos.

4- TELÉFONO FIJO.

¡Lo siento, no está en casa! El ser humano se ha acostumbrado a recibir llamadas en cualquier lugar y a cualquier hora del día. Esa mítica costumbre ha hecho que desaparezca el aparato telefónico fijo que con la movilidad y la instantaneidad se ha convertido en un objeto inservible pero que obviamente se sigue utilizando sobre todo la gente mayor. Lo más curioso es que durante mucho tiempo Alexander Graham Bell fue considerado el inventor del teléfono, junto con Elisha Gray. Sin embargo, Bell no fue el inventor de este aparato, sino solamente el primero en patentarlo. Esto ocurrió en 1876. El 11 de junio de 2002 el Congreso de Estados Unidos aprobó la resolución 269, por la que se reconocía que el inventor del teléfono había sido Antonio Meucci, que lo llamó teletrófono, y no Bell. A pesar de todo sigue siendo un aparato en uso.

5- DISQUETE.

Es el primer antecedente del USB, con una capacidad de 1,4 Mb, que si lo comparamos con la capacidad en la actualidad de sus dispositivos evolucionados de 1 Tb, parecen insignificantes. A fines de los años sesenta, los ingenieros de la IBM crearon un medio de almacenamiento alternativo para hacer backups o copias de material importante y copias maestras que requerían un almacenamiento físico. Por tal motivo desarrollaron la idea de un disco magnético flexible protegido por una estructura externa contra factores ambientales. Crearon el dispositivo perfecto, pero dada su capacidad u obsolescencia prácticamente han desaparecido.

6- CASETE.

Ese recuerdo de la infancia y la madurez del que no ha pasado mucho tiempo pero que en los tiempos en que estamos un niño no sabría decir ni que son. Este objeto nació en 1963 de manos del inventor alemán Lou Ottens para la compañía Phillips y era capaz de grabar y reproducir a través de cinta magnética. Se convirtió en una alternativa popular al vinilo por su durabilidad y facilidad para el traslado y sobre todo porque ¡la música era regrabable! En los 80 vivió su época de oro hasta la llegada del disco compacto y, con él, el ocaso de este revolucionario objeto.

7- CINTA DE VIDEO (VHS)

Uno de los elementos más codiciados por los coleccionistas son las cintas con imaginativas portadas de filmes de los años 70 y 80, que alcanzan precios estratosféricos en Internet y en tiendas especializadas. Un claro ejemplo es una cinta de la película “la bestia en color” que mezcla gore y sexo en campos de concentración, y que fue prohibida en su época en Reino Unido y que puede llegar a costar más de 1.340 dólares, según explica un coleccionista llamado Dale Lloyd en el diario The Telegraph. Fue desarrollado en la década de 1970 por Panasonic y hasta la aparición del DVD, el VHS fue el más utilizado y popular desde su aparición hasta la década de los 90 y finales del siglo XX.

8- CD.

Considerado uno de los objetos que revolucionó el modo de escuchar música. Philips y Sony fueron sus precursores en 1979 llegando a venderse en cualquier parte del mundo. Si lo comparamos con la actualidad, podemos ver como el CD se ha sustituido por las memorias USB que son más rápidas y cómodas para transportar la información, o incluso por el almacenamiento en “la nube”. Como dato curioso decir que estos objetos fueron diseñados para recibir 72 minutos de música porque es la duración de la Novena Sinfonía de Beethoven.

9- DVD.

El formato de cine digital consiguió imponerse finalmente sobre el VHS. En un principio el formato parecía muy prometedor con múltiples pistas de audio, hasta 32 subtítulos diferentes que finalmente quedaron en promesa incumplida.

El 1 de Noviembre de 1996 se ponen a la venta los primeros reproductores de DVD-Video en Japón; son los Toshiba SD-3000 y el Panasonic A-100. Twister, 1996, que cuenta la historia de dos científicos que se dedican a la caza de tornados, tiene el honor de ser la primera película de la historia que se editó en DVD, cuando llegó al mercado norteamericano en 1997. El usuario comienza a decir adiós a este formato que sustituye por otros más fiables y rápidos al igual que sucede con el CD. Aunque cualquiera de los dos siguen siendo usados para el almacenamiento de contenido multimedia.

10- CABINA TELEFÓNICA.

En la última década, poco a poco la proliferación de los teléfonos móviles ha hecho que esta instalación de cabinas telefónicas vaya desapareciendo, aunque en países como Reino Unido es muy complicado este hecho ya que se ha convertido en un icono mundial.

11- GUÍAS TELEFÓNICAS.

Las guías telefónicas físicas van desapareciendo en la memoria de los más jóvenes. Originalmente eran libros o revistas brindados por las empresas telefónicas, gobierno, etc., en los cuales figuran los números de los abonados en un área geográfica determinada. Disponen a su vez, de teléfonos de interés público. En la actualidad, se distribuyen también en formato electrónico e Internet, y muchas veces se convierte en inservibles por la agente de la que dispone cualquier móvil o simplemente la búsqueda online de los mismos.

¿Y tu, que otro objeto recuerdas? Déjanos tu opinión.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Encuesta

Publicidad