Análisis Reportajes

EN PERSPECTIVA: ¡CORRE LA SANGRE! Colegios lanzan un llamado de AUXILIO a las autoridades

25 colegios de Tegucigalpa están militarizados por la ola de violencia que los acecha, las maras y pandillas le hacen la guerra las autoridades

Docentes lanzan un SOS porque temen ser las próximas víctimas

Hasta su último suspiro le entregó al colegio que tanto amaba, el consejero Mario Alberto Morazán, 59 años de edad, perdió la vida de manera violenta el pasado miércoles 20 de septiembre, su asesino, un hermano de una de las estudiantes del Instituto Técnico Honduras (ITH), en la capital de Honduras.

De acuerdo a la información recabada, el consejero fue tiroteado, tras el suceso, el catedrático fue llevado de emergencia al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS). Pero poco antes de llegar al lugar, expiró.

Lea También:VIDEO: Dan último adiós a maestro asesinado

Educadores y alumnos se sienten acosados por la violencia que se vive en los centros educativos, por ello lanzaron un SOS a las autoridades, debido a que la situación se se acentúa con el asesinato del profesor

En un plantón docentes del instituto Central Vicente Cáceres, también muestras su preocupación, debido a que varios de sus alumnos han sido asesinados, por miembros de bandas delictivas:

“Nos sentimos en riesgo por esta situación, porque aquí en el central tampoco hay vigilancia”, señaló una docente.

Nelson Cálix, el director del instituto Técnico Honduras consternado por la muerte de su compañero expresó:

“Me preocupa el clima de terror en que estamos viviendo los hondureños, ahora tendremos que comprar un caparazón como tortuga para salir a las calles o nos vamos a encerrar en nuestra casa de por vida”

Entre la secretaría de educación y la policía militar se han intensificado medidas conjuntas, para reforzar las seguridad  en unos 25 centros educativos de la ciudad identificados como “Calientes”

Antecedentes: 

  • El pasado 27 de junio los restos de Olman Castillo (18), estudiante de último año del Central, fueron hallados en la vecina colonia Divanna, metidos en un saco a un lado de sus cuadernos y su mochila.
  • Una semana antes, en la colonia Quezada, aparecieron los restos de otra estudiante, Rebeca Abigail Torres (15).
  • El director del colegio Central, Cornelio Alejandro McCarthy, pidió la intervención de las autoridades policiales para investigar los crímenes y fortalecer la seguridad dentro y alrededor de la institución, ubicada al sur de la capital.

“Hemos pedido a las autoridades investigar estas muertes para que no queden en la impunidad, como ocurre con los periodistas y abogados asesinados”, afirmó McCarthy

Se han implementado campañas antidrogas en los colegios y se exige retomar el papel de los padres de familia en la formación de valores en sus hijos, como medidas para frenar la situación de extrema violencia… pero no ha sido suficiente.

Más leído:Violencia, narcotráfico y maras en 50 centros educativos hondureños

En Honduras todavía mueren asesinadas 60 personas por cada 100.000 habitantes, cuando para la ONU cualquier tasa superior a diez se la considera una epidemia.

Para Ruelas, director de Casa Alianza en Honduras, no se están abordando a fondo las verdaderas causas de la violencia: ni los problemas de exclusión social y la pobreza, que alimentan el crecimiento de las maras (pandillas), ni la corrupción.

“Cualquier esfuerzo es insuficiente porque no se está creando tejido social. Para este gobierno es un problema de delincuentes y policías, no es un problema de desarrollo ni de oportunidades”, señala

Comenta… ¿Qué harías para frenar la violencia en los centros educativos?

 

 

 

 

Encuesta