Nacionales Vida

EMPRENDEDOR HONDUREÑO: “Si naces pobre no es tu culpa; pero si mueres pobre sí lo es”

Oscar Vásquez es el rostro detrás de Gracosc, el negocio que le permite costearse sus estudios universitarios.

Luego de confesarse orgullosamente nacido en Gracias, Lempira, Oscar Mauricio Vásquez comienza a relatar lo duro que fue su inicio como emprendedor hondureño.

A sus apenas 23 años de edad, este futuro abogado ha logrado destacar en el mundo tan competitivo de los negocios y también en la parte académica.

“La empresa nació de la necesidad de seguir pagando mis estudios universitarios. Me gradué de magisterio en Gracias y quería una segunda carrera, pero mi mamá no podía seguir pagando mis estudios”, apunta.

En realidad, la historia de emprendedurismo de Oscar, comenzó a sus doce años cuando fabricaba pulseras que vendía entre sus compañeros de colegio y amigos en su natal Gracias.

Fue en el ejemplo de trabajo arduo de su madre y su abuela, donde encontró la inspiración para emprender.

“Desde muy pequeño me acostumbré al trabajo. Me iba a trabajar con unos familiares cuando salía de la escuela. Eso me gustaba”, cuenta.

Hace poco más de un año inició con el proyecto “Gracosc”, su marca personal de camisetas con diseños muy artísticos y elaboradas con maquinaria artesanal. Este negocio le permite pagarse sus estudios universitarios.

Recuerda que al principio no fue nada fácil, en su primer intento terminó decepcionado porque después de esforzarse tanto para ahorrar y “hasta pedir prestado”, al final “solo vendió cuatro camisetas”.

Sin embargo, le bastaron unos cuantos días de reflexión para volver a intentarlo y desde entonces, todo ha ido en ascenso.

Turistas coreanos en Gracias, con uno de sus emblemáticos diseños.

Oscar señala que la brecha que le abrió el camino fue el festival “Gracias Convoca”, que se realiza en su amada ciudad. Allí instaló su venta de camisetas y sus diseños gustaron tanto que ahora las comercializa a nivel nacional y fuera de nuestras fronteras.

“Durante ese evento en Gracias (2016) llegaron muchos turistas y eso fue el empuje de mi proyecto y mi marca.”

Un año después, ya cuenta con unos doce diseños, en todas las tallas y para todas las edades. Lo que sigue para su pequeño negocio, es próximamente extender su línea de productos.

Multifacético

Actualmente cursa el tercer año de Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras del Valle de Sula (UNAH-VS). Por tal razón, tuvo que mudarse a San Pedro Sula, pero afirma que su corazón siempre está en Gracias, donde en unos años espera instalar su primer tienda.

La pasión por su carrera lo ha llevado a obtener varios reconocimientos y ser excelencia académica.

“Siempre busco involucrarme en otras actividades extracurriculares para mantenerme activo en los estudios.”

Pintar y dibujar son otros de sus talentos, los cuales asegura, le han facilitado echar andar su negocio pues él mismo crea los diseños.

“Este proyecto para mí significa prosperidad, emprendedurismo, un mensaje para los jóvenes y las puertas para poder seguir estudiando”.

Su nombre y su historia de éxito llegó hasta el Instituto de la Juventud y hace unas semanas, se consagró ganador de los Premios Juventud 2017 en la categoría, “Emprendedurismo Juvenil”.

En este momento se prepara para una competencia en materia de Derechos Humanos que se realizará la próxima semana en Tegucigalpa, cuyo ganador viajará a Washington en representación de Honduras.

Además tiene representatividad en actividades de la UNESCO, que buscan proteger a grupos vulnerables como niños, mujeres y miembros de la comunidad LGTBI, que frecuentemente son víctimas de violencia, abuso y discriminación.

Varias figuras de la farándula hondureña ya lucen sus diseños.

#TiemposPerdidos

Oscar está trabajando en un plan para darle a su proyecto personal un enfoque social.

Se trata de recuperar los espacios donde las familias convivan y los niños puedan volver a los tiempos de antes. Se establecerán lugares para disfrutar de juegos tradicionales, música y comidas típicas y mucho más de nuestra cultura.

“Mi idea es apoyarnos entre emprendedores. No pretendo ser un superhéroe, pero si un joven que contribuya y apoye a los suyos.”

Otro punto del proyecto social es designar un porcentaje de cada camiseta vendida  para crear en algunas escuelas, comenzado por su natal Gracias, espacios didácticos donde los niños desarrollen el arte, la creatividad y exploten sus talentos.

Sus camisetas no solo se venden en Honduras. Ha recibido fotos de personas desde España, Alemania, Estados Unidos, Argentina, Corea, Guatemala, El Salvador y México, entre otros, luciendo la obra de sus manos.

Sus frases de éxito:

“Mi mayor ejemplo son mi mamá y mi abuela. Ellas son mi inspiración”

“El mayor obstáculo siempre será uno mismo”

“Sueño con ser una persona de mucho provecho para el país”

“Quiero marcar un camino para las nuevas generaciones”

“Soy orgulloso de mi cultura Lenca”

“Si naces pobre no es tu culpa; pero si mueres pobre, esa sí es tu culpa”

Un mensaje para los jóvenes:

“No se queden atrás. La vida es dura claro que sí, pero hay que ver los obstáculos como una oportunidad de triunfo.”

Con sus hermanos de 8 y 13 años.

Encuesta

Publicidad