Nacionales

Empleados se toman indefinidamente el hospital psiquiátrico Mario Mendoza

El personal del centro para enfermos mentales exige mayor seguridad tras el suceso de la semana anterior donde un paciente asesinó a otro interno.

Declaraciones de Wilmer Flores, representante de los empleados, sobre las exigencias al gobierno para resolver la problemática del sanatorio

 

Lea También: Asesinato en el siquiátrico Mario Mendoza denota falta de medidas de prevención

Empleados del Hospital Psiquiátrico Mario Mendoza se tomaron este día las instalaciones del centro asistencial para enfermos mentales ubicado en Tegucigalpa.

El detonante de la protesta fue el asesinato de un paciente a manos de otro interno ocurrido la semana anterior, por lo que el personal teme por su seguridad y exige al gobierno poner manos en el asunto.

El crimen ocurrió la madrugada del miércoles cuando un pandillero con desorden mental que estaba interno por una resolución judicial, estranguló a su compañero de habitación.

Wilmer Flores, representante de los empleados, manifestó que la preocupación es que están recibiendo “pacientes de alta peligrosidad” provenientes de centros penitenciarios.

“Los jueces están emitiendo resoluciones de que algunos pacientes deben estar ingresados seis meses en el hospital. A veces a los tres o cuatro meses ya se les puede dar de alta, pero el paciente debe permanecer interno porque así lo dictó un juez”, explicó.

“El hospital no es un centro de reclusión y el personal no tiene orientación penitenciaria”, sentenció.

Flores pidió al gobierno poner regulaciones a los órganos de justicia que emiten tales resoluciones porque “todos los empleados se encuentran preocupados” de que alguno de estos pacientes pueda atentar contra ellos.

Entre sus peticiones están que, en las cárceles se acondicione un área donde los reclusos con problemas mentales reciban la atención psiquiátrica.

“El hospital no llena las condiciones necesarias para poder atender a personas que hayan cometido delitos y que están privadas de libertad”, argumentó Flores.

El cuerpo médico y de enfermeros advirtieron que mantendrán las tomas indefinidas hasta que se les resuelva esta problemática.

Pacientes se quejan

Por su parte, los pacientes que llegaron esta mañana en busca de citas médicas y medicamentos, se quejaron de la huelga porque manifiestan que algunos vienen desde  lugares lejanos y es una pérdida de tiempo y dinero.

se toman el hospital psiquiátrico Mario Mendoza
La toma de las instalaciones es indefinida

¿Considera oportuno que los privados de libertad con enfermedades mentales deban recibir atención psiquiátrica en un hospital aparte capacitado para ello?

– Déjenos su comentario-

Encuesta

Publicidad