Economia Nacionales Titulares

Eli Feinzaig: 11 puntos que hay que entender sobre IVM

Esta semana les entregamos la segunda parte de la entrevista que tuvimos con el economista Eli Feinzaig, en la que se conversó de algunos de los puntos más importantes sobre las finanzas del Estado costarricense, en crisis debido a una serie de circunstancias que han cambiado en los últimos años.

En esta segunda entrega, tal como lo hicimos en la primera, resumiremos en 11 puntos la visión del experto, en esta ocasión, sobre la situación del régimen de pensiones por invalidez, vejez y muerte (IVM) de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Situación que llevó a la creación de una mesa de diálogo entre representantes de los trabajadores, patronos y el Gobierno, con el fin de solucionar una eventual falta de recursos.

De igual forma, por más que las posiciones sean enumeradas, indicamos que las palabras de Feinzaig son transcritas tal cual.

Sistema piramidal: El régimen del IVM está diseñado de manera tal que no es sostenible, la solución correcta es cambiarle ese diseño, eliminar ese factor piramidal que tiene (parecido al esquema Ponzi), donde el pago de las pensiones depende de que la cantidad de trabajadores sea lo suficientemente grande para que alcance la plata.

Hoy hay menos contribuyentes: El régimen de pensiones actual va a coyol partido, coyol comido, lo que los trabajadores aportan hoy, se usa para pagarle a los pensionados de hoy, en vez de ir acumulándolo para la pensión de los trabajadores en el futuro. En 1970 había 32 trabajadores activos por cada pensionado, mientras que para el 2015 había menos de 7 trabajadores activos por cada pensionado y ese número va a seguir cayendo en los próximos años y en las próximas décadas. Por eso es que ya no está alcanzando la plata para pagar.

La solución es cortoplacista: La comisión que reunió (mesa de diálogo) no resolvió prácticamente nada, dos o tres medidas cosméticas que lo que hacen es patear el tarro. Probalamente en un par de años la Caja se va a ver de nuevo en problemas con el IVM, esto porque no plantearon soluciones reales.

Acciones más contundentes: Desde hace varios años, el IVM empezó a comerse los intereses de sus inversiones y ya estamos muy cerca del punto donde no solo se van a comer los intereses, sino que también van a tener que empezar a utilizar el fondo que tienen acumulado. Una vez que se empieza a utilizar el fondo, de ahí quedan tres o cuatro años y se acabó el fondo y el régimen quebró.

¿Cuál es la solución?: La solución es básicamente pasar a un régimen de capitalización en cuentas individuales, donde el aporte patronal, el aporte obrero y el aporte estatal entran a cuentas individuales de cada trabajador, ese dinero se acumula ahí, para que cuando este llegue a pensionarse, pues ahí esté su dinero y no pase lo que está pasando hoy.

La posición de la UCR: El estudio actuarial de la Universidad de Costa Rica (UCR) hizo la propuesta de sostener el régimen con el diseño fallido que tiene incrementando las cotizaciones, disminuyendo el monto de la pensión y aumentando la cantidad de años que hay que trabajar para pensionarse, osea, es un triple castigo para el trabajador. Ellos estimaron que para poder equilibrar el régimen de pensiones, habría que aumentar la cotización, si mal no recuerdo, alrededor del 27%. Imagínese que ahora cotizamos alrededor del 10%, del salario, lo que casi es triplicarlo, pero además es triplicarlo para además recibir una pensión menor, habiendo trabajado más años. Como le digo, es un triple castigo para el trabajador.

Subiría la informalidad: Tenemos un problema muy serio de informalidad en el mercado costarricense, 44%, 45% de los trabajadores que tienen empleo están trabajando en el sector informal, sin cobertura de la Caja, sin pagar impuestos de ninguna naturaleza y si nosotros incrementamos los costos de la formalidad, los costos de la contratación, pues entonces más bien va a aumentar la informalidad.

Ni trabajadores ni patronos lo soportarían: Si usted le dice a un empresario, por cada persona que usted contrate ya no va a tener que aportar 5,08%, sino el 15% y le dice al trabajador, bueno, de su salario, de digamos ₡400.000, usted ya no va a aportar el 3,84%, sino el 10%, nadie va a querer trabajar en esas condiciones. Uno como trabajador le va a decir al patrón: “no no, contráteme por fuera, no reporte mi salario, porque diay, si usted me quita ese porcentaje no me alcanza la plata para comer”.  El mismo patrono va a decir: “bueno, yo lo contrato pero sin seguro, porque si no me sale carísimo”.

Lo que importa es que un sistema que funcione: Me cuesta creer porque la gente se enamora de un sistema con un diseño erróneo y quieren defender ese diseño erróneo a cualquier costo; cuando lo que hay que defender es al asegurado, al trabajador, al jubilado o al eventual jubilado. Decía Mao Tse-Tung: “No importa de qué color sea el gato, lo que importa es que cace ratones”. Al trabajador no le importa cómo sea el diseño del sistema de pensiones, lo que le importa es le garanticen que cuando se llegue a pensionar va a haber una pensión y sosteniendo el régimen tal como está diseñado ahora, eso no se puede garantizar.

¿Cómo se haría para pagar la pensión de los actuales jubilados?: Ese es un problema serio, en realidad lo que significa es que la deuda pública de Costa Rica es mucho mayor de lo que queremos reconocer, porque hay una deuda no reconocida, que el Estado asumió con los trabajadores al prometerles una pensión que no estaba financiada. Lamentablemente eso lo va a tener que pagar el estado costarricense, lo que quiere decir que lo vamos a tener que pagar nosotros por la vía de impuestos. Dichosamente no es un pago que hay que hacer de un solo golpe, porque la gente se va pensionando poco a poco, por lo que se pueden hacer proyecciones a 35, 40 años, que es lo que van a tardar los actuales trabajadores en pensionarse y entonces el Estado va a tener que hacerle frente a eso, a lo largo de esos 45, 40 o 50 años.

Soluciones dolorosas: Esta es una situación en el que estado costarricense se metió, prometió pagar unas deudas que hoy no está en condiciones de pagar y la solución que están proponiendo, la de aumentar al 27% el aporte, disminuir el monto de la pensión, porque pasaría de ser el 60% del salario de referencia, al 40% del salario de referencia, tampoco es una solución, porque promueve la informalidad , promueve el empobrecimiento de las personas en el tercera edad. Imagínese llegar a pensionarse con un salario de un millón de colones, pero su pensión no se la van a calcular su salario de un millón de colones, sino sobre el promedio de los últimos 20, ese promedio va a ser de por sí mucho más bajo que su salario actual y de ese promedio, le van a pagar el 40%, entonces, si usted tiene un salario al momento de pensionarse de un millón de colones, puede ser que su pensión sea de ₡300.000. Si eso no es empobrecer a la gente en la tercera edad, no sé qué otro nombre ponerle. Hay soluciones correctas y hay soluciones incorrectas, ninguna es agradable, todas son dolorosas.

Encuesta

Publicidad