Politica

EL NUEVO PARTIDO DE SALVADOR y las suspicacias que desata su nombre

En días recientes, el expresidenciable Salvador Nasralla hizo público el nombre de su nuevo proyecto político, que será, Partido Salvador de Honduras (PSH); denominación que en algunos casos causó gracia y en otros generó disgusto.

Para empezar, debemos definir ¿qué es la política? Pero resulta tan complicado que ni siquiera en esto hay un consenso universal en cuanto a su interpretación. Una de tantas que podemos encontrar la explica “como la disposición a obrar en una sociedad, utilizando el poder público organizado, para lograr objetivos provechosos para el grupo”.

Partido Salvador Honduras

Planteado así, puede resultar más perceptible el significado político que intenta transmitir Nasralla con su nuevo partido, tomando en cuenta que el actual sistema mundial es regido por modelos mercadológicos, que apuntan a llegar a la siquis de las masas en la forma más directa posible y afincarse ahí en procura de los mejores resultados posibles.

Lea También: Así se llamará el nuevo partido de Salvador Nasralla

En este caso vemos que se aprovecha el nombre de su líder (Salvador) y el objetivo fin planteado, cual es, el de sacar adelante a Honduras, o sea salvar al país; pero ¿de qué? Bueno sacar a la población de la pobreza, del sub desarrollo, etc, eso según lo ha expresado Nasralla en reiteradas ocasiones; que es lo mismo que los políticos de todos los partidos nos han dicho en cada una de las campañas proselitistas.

Partido Salvador Honduras

Pero ese punto de vista mercadológico no es perfecto y tiene sus contras. Una de ellas es que le brinda armas gratuitas a sus opositores para que le disparen ‘cañonazos’, utilizando la denominada “sicología inversa”, un ejemplo de ello lo tenemos en lo expresado por el pastor Roy Santos, quien no dudó en enfilar sus baterías hacia el partido de Nasralla, al considerarlo “aberrante, altivo y diabólico”.

Partido Salvador Honduras

Y entre otros conceptos manifestó el siguiente. “Esta es una forma en que los asesores y los seguidores ufanan a la gente para que logren cometer estos errores tan terribles que vienen a ser opositores a la palabra de Dios”. Quizá interpretando que el nombre “Salvador de Honduras” viene en alusión a Jesucristo, a quien se le considera Salvador del Mundo; no obstante, habría que hacer una distinción entre lo terrenal y lo celestial.

Pero como se dice que en política todo se vale y también que, el que se mete a político ya sabe a lo que se atiene, pues lo que se puede ver es que la función comenzó antes que comenzaran a vender la boletería.

¿Habrán verdaderos problemas en Honduras a los que dedicar tiempo y esfuerzo? ¿Qué dice usted?

Publicidad

Agréganos a WhatsApp

CLICK EN EL BOTON DE ABAJO DESDE TU CELULAR