Cine Espectáculos

Efecto dominó en Hollywood por acoso sexual

Menos de un mes después de la primera acusación por acoso sexual en contra del productor Harvey Weinstein un efecto dominó se desató en Hollywood y se llegó a extender a otras esferas tras cientos de denuncias de hombres y mujeres que involucran a algunas de las figuras más reconocidas del mundo.

El caso de Weinsten es de los más comentados pues incluye una descabellada cifra de casi 70 mujeres que indicaron haber sido acosadas por él, incluyendo algunas acusaciones de violación.

Por ahora, el productor se encuentra en un centro de tratamiento donde busca curar su impulso sexual y formalmente no se han dictado medidas cautelares en su contra, a pesar de las denuncias en Estados Unidos y en el Reino Unido.

El productor ya fue expulsado de distintas asociaciones de cineastas incluyendo la Academia de las Ciencias Cinematográficas y también fue despedido de la compañía que él mismo fundó.

Las múltiples denuncias en su contra provocaron un efecto domino que nadie pudo haber anticipado, pues ahora decenas de víctimas de otros personajes están dando a conocer sus historias a nivel mundial.  Entre los casos más sonados está el del actor Ben Affleck, quien admitió haber acosado a la actriz Hilapor referirse al tema de Weinstein.

Su hermano Casey Affleck también se había visto envuelto en un caso similar unos años atrás y esto levantó duras críticas a la Academia por haberle considerado el mejor papel de un actor masculino en la pasada entrega de los Oscar.

A ellos, se suma el actor Kevin Spacey, quien fue denunciado por el también actor Anthony Rapp por habérsele insinuado cuando este tenía solo 14 años, lo que generó una ola de críticas y terminó con la decisión de la compañía Netflix de suspender la producción de la serie House of Cards donde Spacey es protagonista. Después de esto, otros 3 actores salieron a la luz y denunciaron al actor asegurando que éstas son prácticas comunes del actor.

Actor Anthony Rapp accused Kevin Spacey of making a sexual advance toward him when he was 14.

Spacey también fue criticado fuertemente por haber utilizado su reacción ante las denuncias para anunciar su homosexualidad, en lo que la mayoría consideró una movida para desviar la atención de la denuncia.

El escándalo también alcanzó la esfera política pues el expresidente de los Estados Unidos George H.W. Bush y el actual presidente Donald J. Trump también se vieron envueltos en casos similares al ser denunciados por mujeres por haber utilizado sus posiciones de poder para abusar de ellas.

El director hollywoodense Brett Ratner se incluyó en la lista de denunciados y acumula 6 casos de acoso incluyendo a las actrices actrices Natasha Henstridge y Olivia Munn. El actor Jeremy Piven, famoso por su papel en la serie Entourage, fue denunciado por la actriz y modelo Ariane Bellamar.

El último nombre que ha saltado en este caso es el de Dustin Hoffman, ganador de 2 Oscars fue denunciado por la escritora Anna Graham Hunter, quien dice que durante la grabación de Death of a Salesman el actor la buscó en el set y le habló inapropiadamente de sexo.

“El era conocido abiertamente por su coqueteo, me agarró el trasero y me habló sobre sexo. Una mañana fui a su camerino para preguntarle qué quería para desayunar; Me miró, sonrió y luego dijo: “Voy a tener un huevo duro… y un clítoris blanqueado”. Su séquito se echó a reír. Me fui, sin palabras. Luego fui al baño y lloré” confesó la escritora en una publicación en “The Hollywood Reporter”

Según los expertos estos escándalos sacaron a relucir la cultura machista que invade Hollywood desde sus comienzos. A lo largo de los años se han escuchado historias de como a cientos de actrices se les entregaban papeles importantes con la condición de acostarse con alguno de los productores o directores.

El problema parece residir en que mucha gente lo dijo, pero nadie se tomó el tiempo de investigarlo, y nadie tuvo el valor de denunciarlo.

Encuesta

Publicidad