Nacionales Reportajes Titulares

CASO SIN RESOLVER: Pasaron 10 años y no cayeron los intelectuales del crimen de reconocida sindicalista

Cuando asesinaron a Altagracia Fuentes en 2008 no hubo duda que la mandaron a matar

El crimen de la reconocida líder sindical, Altagracia Fuentes, conmocionó al país, aquel 23 de abril de 2008. Lo triste es que, hasta la fecha, no se detuvo al intelectual de ese espantoso asesinato.

El hecho violento se perpetró a altas horas de la noche, para ser exactos entre las 11:50 y 12:00 de la madrugada, a la altura del puente La Marimba, en la carretera que conecta entre El Progreso y San Pedro Sula.

Junto a Fuentes murieron acribillados Yolanda Virginia Sánchez, también integrante de la Confederación de Trabajadores de Honduras (CTH) la cual lideraba Altagracia, y Juan Bautista Aceituno, (23 años), motorista de la sindicalista.

Lea También: CASO SIN RESOLVER: ¿Quién ordenó la muerte del periodista Igor Padilla?

Altagracia Fuentes

La masacre tenía como blanco a la líder sindical, y era clarísimo que habían pagado por asesinarla, dijo sin lugar a dudas el jefe policial Héctor Iván Mejía cuando analizó la escena del crimen.

Lea También: CASO SIN RESOLVER: ¿Quiénes son los 14 que denunció Landaverde antes de que lo asesinaran?

Entre los indicios que determinaron el crimen por encargo estaban: que la interceptaron en un punto ciego, sin poca presencia policial, una zona oscura, utilizaron bengalas para reconocer a las víctimas, además, en el momento del asesinato, Altagracia portaba 58,000 lempiras y 1,000 dólares en efectivo, los que no fueron robados por los sicarios.

Entonces: ¿Quién ordenó la muerte de Altagracia Fuentes?, están a punto de cumplirse 10 años y no se capturó a ningún intelectual en el hecho.

Lea También: CASO SIN RESOLVER: El hondureño que fue asesinado por sus principios un 5 de julio de 2009

Si hubo arrestos de supuestos pandilleros a quienes las autoridades vincularon en su momento con la participación en el grado de gatilleros, no obstante, quienes querían sin vida a Fuentes, al parecer nunca tuvieron problemas ni acoso alguno.

Su entierro

Centenares de personas despidieron a Altagracia quien fue velada en las dos principales ciudades del país: Tegucigalpa y San Pedro Sula, para posteriormente ser enterrada en Cuyamelito Omoa, Cortés.

Lea También: CASO SIN RESOLVER: La fatiga militar que quedó manchada con la sangre de una solidaria normalista hondureña

El caso de Fuentes es un mal endémico en Honduras, sobre todo en los casos de impacto donde las autoridades presumen de capturas contra los supuestos hechores materiales, no obstante, los que dieron la orden nunca son investigados, mucho menos arrestados.

Encuesta

Publicidad