Nacionales Reportajes

CASO SIN RESOLVER: El cerro más alto de Honduras se convirtió en la pesadilla de montañista desaparecida

El suceso de la bióloga hondureña, Isis Melissa Medina Flores, continúa sin respuesta tras 10 meses sin ser encontrada.

Un 5 de noviembre de 2016 fue declarada como desaparecida la bióloga montañista, Isis Melissa Medina Flores (32), en una travesía a la cumbre más alta de Honduras, la montaña de Celaque, ubicada en el municipio de Gracias, Lempira.

Su caso rodea el misterio y pasado tanto tiempo ya las esperanzas de volver a verla con vida se han esfumado casi en su totalidad.

Cuando se reportó su desaparición se inició una búsqueda sin precedentes en esa zona occidental del país.

En esa travesía fatídica Isis Melissa era acompañada por dos hermanas gemelas, Sharon e Isis Jiménez de 28 años de edad, y César Cerrato de 32.

Se confirmó que la bióloga era una experta en practicar el montañismo, e incluso ese día fue la primera en llegar al punto más alto.

Parque Nacional Montaña de Celaque , casi 3,000 metros sobre el nivel del mar.

Los hechos:

Los aventureros se adentraron al pico más alto del país centroamericano para realizar una proeza de ida y regreso el mismo día, algo que ya habían realizado, razón por la cual jamás imaginaron qué les depararía las horas siguientes.

La mañana de ese sábado comenzaron a emprender la cuesta, trasciende que iniciaron a las 7:00 a.m. la primera en llegar fue Isis, a la 1:30 p.m., el resto llegó a las 2:00 p.m.

Lea También: CASO SIN RESOLVER: Asesinato de Arnold Peralta; las heridas aún no sanan

Reuniéndose ahí se tomaron la foto y decidieron descender de la cima. La bióloga bajó primero, después, uno a la vez, en intervalos de 15 minutos, fueron descendiendo los demás.

Los amigos de Isis Melissa cuentan que llegaron al centro de visitantes del parque a eso de las 11 de la noche y presumieron que la bióloga había llegado más temprano que ellos.

La mañana siguiente se enteraron que su compañera no había llegado y se encendieron las alarmas.

Tras la búsqueda intensa se fueron descartando todas las hipótesis, la extensa zona fue peinada por expertos en búsquedas e incluso se contó con personal profesional de Costa Rica, unas 200 personas se unieron para buscarla, sin embargo, después de un mes de búsqueda no hubo rastro alguno de la bióloga.

Lea También: CASO SIN RESOLVER: ¿Quiénes planearon la muerte de Alfredo Villatoro?  

Pese a que descartaron la mayoría de las conjeturas, quedaron sueltas el si alguna fiera en el lugar la pudo haber atacado, o si se extravió y bajó por el sendero equivocado y llegó al Campamento El Quetzal de San Manuel de Colohete donde hay presencia de comunidades indígenas.

El caso de la bióloga está envuelto en un total misterio y no faltan las ficciones de los pobladores de ese departamento, algunas de éstas rosando el misticismo, relacionándolo al amor que le tenía la joven a la naturaleza y la pasión por escalar montañas, misma (montaña) que la hubiera arrebatado para no entregarla nunca más.

Lea También: CASO SIN RESOLVER: El crimen del símbolo de la resistencia contra el golpe de Estado aún impune

Isis se graduó de bióloga en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y estaba sacando una maestría en esa área en una universidad de los Estados Unidos.

Su familia se encuentra hasta ahora muy conmovida tras el triste hecho, al tiempo agradecidos por los amigos que tanto la amaron, que ayudaron en su búsqueda, y que sintieron esta separación hasta ahora muy dolorosa, sin saber dónde se encuentra.

 

Encuesta

Publicidad