Sucesos Titulares Ultima Hora

De la MS-13 es el supuesto asesino de maestra y su hijo en El Progreso

Junior Javier Reyes Arita, alias “Pistolita”, fue capturado anoche en la colonia Bendeck de El Progreso, Yoro

El detenido mientras era presentado anoche en las instalaciones de la DPI

 

En un allanamiento ejecutado por agentes de la DPI y otras unidades especiales fue capturado el sospechoso del crimen de la maestra Aydil Gabriela Valeriano y su hijo Dastan Maldonado, ocurrido el pasado 26 de mayo en El Progreso, Yoro.

La captura se realizó a eso de las 6:00 de la tarde del martes en la colonia Bendeck de El Progreso en el cumplimiento de una orden girada por el Ministerio Público (MP).

El detenido responde al nombre de Junior Javier Reyes Arita de 24 años de edad, alias “Pistolita”, a quien las autoridades le venían dando seguimiento tras el vil asesinato de la joven madre y su hijo de tres años.

asesino de maestra y su hijo en El Progreso

Lea También: VIDEO | Como una mujer “intachable” describen a maestra asesinada junto a su hijo

La Policía señaló que Reyes Arita es miembro activo de la Mara Salvatrucha (MS-13) y será remitido a la Fiscalía por los delitos de femicidio, asesinato, tenencia ilegal de arma de fuego y munición de uso comercial y soborno doméstico.

Al momento de la detención se le decomisó un arma de fuego calibre 22 con diez proyectiles y la cantidad de 54,000 lempiras los que, según la Policía, les ofreció como soborno para que lo dejaran libre.

asesino de maestra y su hijo en El Progreso

El Crimen

La maestra Aydil Gabriela Valeriano (25) y su hijo Dastan Elías Maldonado (3) fueron acribillados la noche del 26 de mayo cuando llegaban a su apartamento en la colonia La Esperanza de El Progreso.

Según la información recabada por la Policía, dos de los homicidas iban a pie mientras un carro los esperaba más adelante; uno de ellos ingresó al vehículo conducido por Gabriela y primero disparó dos veces contra su hijo que viajaba en el asiento trasero.

Acto seguido disparó contra ella en al menos doce ocasiones. El pequeño Dastan murió instantáneamente mientras que Gabriela fue trasladada a un centro asistencial donde a los pocos minutos expiró.

La familia de las víctimas no se explican por qué les quitaron la vida, pues manifestaron que la joven no tenía enemigos.

Gabriela Valeriano tenía alrededor de tres meses viviendo en la referida colonia, adonde se había mudado tras la separación del padre de su hijo con quien sus allegados afirman seguía teniendo una buena relación.

Publicidad

Encuesta